El 2024 será un año clave para la transición energética en Colombia: estas son las razones

UPME prevé que producción de gas de Colombia se descuelgue 75% a 2033
UPME prevé que producción de gas de Colombia se descuelgue 75% a 2033. Foto: TGI
Síguenos en nuestro canal de noticias de WhatsApp

Colombia avanza de manera importante en su plan para tener una transición energética justa, organizada, sostenible y competitiva, y el 2024 será clave para lograr dicho propósito.

En medio de este plan, expertos del sector han coincidido en que el gas natural es determinante para acelerar los procesos de descarbonización y el próximo será de importantes desafíos que exigen tomar acciones.

Lo anterior, de cara a garantizar la confiabilidad en el sistema, el abastecimiento y el crecimiento de la demanda.

Importancia del gas natural en la transición energética

En la Hoja de Ruta del Gas Natural que construyeron la Transportadora de Gas Internacional (TGI), el Centro Regional de Estudios de Energía (Cree) y el Grupo Energía Bogotá (GEB), uno de los principales retos es diversificar las fuentes de suministro, bien sea con proyectos domésticos, offshore o de importación, entendiendo que el gas más costoso es el que no se tiene.

Industria de gas natural emite 1% de emisiones en Colombia: así cuida al medio ambiente
Colombia debe trabajar en aumentar las reservas de gas, que actualmente están en 7,2 años. Imagen: Freepik

Asimismo, el sector privado deberá trabajar de la mano del Gobierno y otros actores del sector del gas natural para aumentar las reservas probadas del país, que actualmente están en 7,2 años.

En ese sentido, TGI hace un llamado para sacarle el mejor provecho a los contratos de exploración vigentes y no negar la posibilidad de que se puedan abrir nuevos frentes.

En la actualidad, existen 452 de esto, de los cuales 202 son de exploración y 250 de explotación, y, en general, todos deben tener mayor celeridad en su ejecución.

“Si bien existe una infraestructura instalada para atender la constante demanda que aún no alcanzan a cubrir energías renovables como la solar y la eólica, en la hoja de ruta se evidencia que para cualquiera de los escenarios de la transición energética en los que se pretende llegar a ser carbono neutro en Colombia (2050 o 2070) se necesitan duplicar las reservas probadas”, afirma Mónica Contreras, presidenta de TGI.

Y agrega que esto es necesario, pues el consumo aumentaría tres veces más de lo que se utiliza hoy en día y, por ende, la demanda del gas natural crecerá de aquí al 2040.

Transportadora de Gas Internacional (TGI)
Mónica Contreras, presidenta de TGI, reveló detalles de los proyectos de la compañía para 2024. Foto: Cortesía TGI

De forma paralela, Colombia deberá enfrentar en 2024 otro importante reto: promover la inversión en proyectos con sentido técnico y económico de gases renovables, como el biogás, el biometano y el hidrógeno.

Proyectos clave para la transición energética en 2024

En este sentido, TGI tiene planes concretos para el desarrollo de estas energías alternativas en 2024.

El primero es el hidrógeno distribuido (H2-d), en el cual trabajan de la mano de una startup colombiana, que es pionera en el desarrollo de hidrolizadores para producción de H2-d y su inyección en motores diésel.

“Los resultados han demostrado que el hidrolizador mejora la calidad del aire, pues al instalar el equipo en el motor de un vehículo diésel, este produce hidrógeno y oxígeno puro a la vez, sin que se mezclen en ningún momento”, afirma la presidenta de TGI.

Según los resultados, una camioneta con este producto instalado, al rodar más de 3.000 km, produce una cantidad de oxígeno equivalente a haber sembrado 86 árboles.

Transporte de gas natural (TGI)
La Transporte de Gas Natural (TGI) avanza en proyectos de biogás y biometano, que también serán importantes para la transición energética. Imagen: TGI (Grupo Energía Bogotá)

El segundo proyecto es un estudio de prefactibilidad para el desarrollo de la cadena de valor para el biogás en el sector de transporte.

Se trata de un análisis de diversos rellenos sanitarios en Bogotá y Barranquilla, que se realizará gracias al acuerdo de cooperación internacional que se firmó con Swedfund para el aprovechamiento de residuos orgánicos.

Y, el tercero, tiene que ver con la apuesta por crear una planta de biometano a partir de residuos agrícolas que permitan la generación de biocombustibles.

“Además de estos proyectos, estamos validando la opción de viabilizar un proyecto piloto en Celdas Gas to Energy, para convertir moléculas en electrones sin combustión, una solución tecnológica con mejoras notables en eficiencia técnica y costos de capital”, anotó la compañía.

Con esto en mente, el 2024 será clave para la transición energética en Colombia, por lo cual todos los actores del sector y el Gobierno deben reafirmar su compromiso por continuar participando en la consolidación de proyectos e iniciativas.

“Es un trabajo en equipo para cumplir con el propósito que nos hemos planteado en TGI de mejorar vidas mediante una energía sostenible y competitiva”, afirmó Contreras.

Y concluyó diciendo: “Con el gas natural lograremos descarbonizar sectores industriales, impulsar la movilidad sostenible cerrar brechas sociales y llevar bienestar a millones de familias colombianas, al mismo tiempo que acercamos nuevas opciones de energía”.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias