Presidente de Fiduciaria Corficolombiana revela nuevos negocios y perspectiva para 2024

Jaime Alberto Sierra, presidente de Fiduciaria Corficolombiana.
Jaime Alberto Sierra, presidente de Fiduciaria Corficolombiana. Foto: Pei
Síguenos en nuestro canal de noticias de WhatsApp

Jaime Alberto Sierra es el gerente de la Fiduciaria Corficolombiana y en entrevista con Valora Analitik reveló su visión del negocio fiduciario y su perspectiva para 2024 para la economía de Colombia.

Reveló nuevos negocios con el sector público de infraestructura y habló de su postura sobre el impacto que tienen las altas tasas del Banco de la República en el sector fiduciario.

Valora Analitik: ¿Cómo les ha ido a ustedes? ¿Cómo se ve en general el sector fiduciario este año en Colombia?

Jaime Alberto Sierra: Realmente, yo creo que es una tendencia de este tipo de negocios. Lo vimos desde la pandemia, de hecho, en la pandemia estos negocios fueron contracíclicos y, como es un negocio que su eslogan es la generación de confianza, claramente cuando todo el mundo estaba encerrado pues unas figuras para poder hacer negocios eran las fiduciarias.

Hoy se sigue viendo, entonces, en todos los negocios de fiducia estructurada yo creo que la industria ha crecido en el número de negocios, hace dos años teníamos alrededor de 23 mil negocios en la industria y hoy tenemos 26 mil, eso es un buen indicador

Otro de los factores relevantes es que esos mayores negocios se están reflejando en los resultados financieros de las compañías, pues ya desde hace unos años hasta lo que es el 2023 -aun teniendo volatilidades de mercado que nos han golpeado en los fondos de inversión colectiva– claramente el negocio fiduciario sigue siendo un negocio tranquilo para hacer industria, para hacer negocios, para crecer empresa, para hacer país.

Visión y riesgos para 2024

VA: ¿En 2024, ustedes están estimando que la tendencia se mantenga o que haya desaceleración?

JAS: Nosotros seguimos siendo un poco optimistas en los negocios del próximo año, pero ya con cierta tendencia a una pendiente un poco más plana. Claramente no estamos viendo proyectos de gran cuantía, de gran tamaño como proyectos de infraestructura grandes en el país y eso es pues claramente un indicador que nos puede decir que los negocios pueden afectarse un poco para el próximo año.

No obstante, el sector privado sigue a buen ritmo, tenemos un buen backlog (portafolio) de negocios, así que el crecimiento que estimamos para el próximo año es de dos dígitos, lo cual sigue siendo importante, sobre todo, con la situación como se está viendo a nivel de la economía, así como en lo social y lo político.

VA: Justamente quería hablar de eso, de los riesgos que están viendo ustedes en el panorama económico.

JAS: Yo entiendo que el tema político colombiano local sigue siendo un ruido ahí latente, pero ustedes han visto una afectación en que haya menos impulso en los negocios como consecuencia de ese ruido político. Pues yo creo que, sin duda, el tema de las reformas tiene pensando a muchos empresarios sobre el qué hacer también para el año 2024 y subsiguientes.

Sigue segundo debate de la reforma a la salud en Colombia.
Reformas del gobierno Petro en Colombia. Foto: Cámara de Representantes.

La reforma pensional es algo que particularmente en la industria fiduciaria puede llegar a afectarla porque habría más actores en el mercado dentro de la industria y podría haber, digamos, una geografía diferente del negocio fiduciario si la reforma pensional pasa.

Y, por otro lado, los empresarios también creo que están un poco con el freno de mano puesto pensando qué va a pasar con la reforma laboral, qué va a pasar con la reforma pensional, qué va a pasar con la reforma a la salud porque, obviamente, esos costos se van a ver muy ajustados y, por lo tanto, tienen que hacer un trade-off entre los proyectos que tienen versus cómo maniobran en el tema de costos y gastos en las empresas.

Relacionado: Corficolombiana espera cerrar 2023 con inversiones por $1,4 billones

Nuevos negocios del sector fiduciario

VA: El nicho de ustedes es infraestructura por su relación con Corficolombiana, ¿cómo está la torta del negocio de ustedes? ¿Qué tan grande es construcción? ¿Y qué tan grande son otros proyectos?

Efectivamente, nosotros tenemos un perfil de infraestructura y no solamente de las concesiones que maneja Corficolombiana, tenemos hoy en día otras concesiones, hemos estado mucho en los transportes masivos, particularmente en lo que ha hecho Bogotá con las nuevas obras de Transmilenio y estamos trabajando también en temas de instructivos con grandes entidades del Estado en titularizaciones fuertes con el Invías, en fin, yo creo que eso debe dar un buen resultado.

Y, en la torta de negocios de la fiduciaria, el negocio de infraestructura puede ser fácilmente un 40-45 %, tenemos el resto en todo lo que es fiducia privada empresarial donde manejamos clientes de tamaño corporativo importantes.

VA: ¿Qué más puedes contar de las titularizaciones del Invías? ¿Van a liberar ese cupo de inversión para llevarse al otro lado?

JAS: La idea es, básicamente, tener una caja importante para entrar en proyectos, es lo que al menos se ha vislumbrado haciendo titularizaciones sobre los peajes para los recaudos de los peajes que maneja el Invías, eso creemos que puede ser una fuente de financiación importante para las próximas obras de infraestructura.

Aunque todavía no las vemos, la verdad, pero que pueden llegar a ocurrir sería muy interesante.

VA: ¿Pero entonces si irá a titularizar esa cartera de peajes? ¿Venderla y que esos recursos el Invías pueda usarlos en otras vías?

Exactamente, sí, el Invías lo utilizará con un mecanismo de financiación para apalancar algunos proyectos que quiera hacer hacia adelante. Un poco paralelo a eso es lo que también está haciendo Transmilenio, titularizando las vigencias futuras que le da la Nación para poder tener obviamente todo el recurso que le permita apalancar las grandes obras que se están haciendo como las rutas alimentadoras del Metro de Bogotá y como todo lo que es la ampliación de la Calle 13.

En fin, entonces esa es una figura de financiación que en el mercado de capitales suena muy bien y donde nosotros somos especialistas.

VA: ¿Que se sepa, eso no se ha hecho hasta ahora, o sí?

JAS: Titularizaciones se han hecho, o sea, eso lo estaba pensando hacer la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN), pero no el Invías con sus proyectos de peajes todavía es un proyecto. Antes se hacían titularizaciones privadas como la del Pei, por ejemplo, la del TIN (Titularizadora Colombiana), todas esas.

Tasas a la baja, pero con ritmo pausado

VA: ¿Qué otra cosa están viendo para el negocio en 2024?

JAS: Lo estamos viendo más en el negocio de asset management, estamos tratando de estructurar algunas posibilidades de inversión a través de fondos de inversión colectiva (FIC) que tengan cierto carácter disruptivo, que no sean tan money market como son los fondos que maneja casi todo el sector fiduciario, acabamos de lanzar un nuevo fondo que lo denominamos el fondo 365 plus que es una inversión a un año con subyacente de activos alternativos básicamente operaciones de libranza con originadores diferentes que genera unas rentabilidades que podrían estar un poco por encima de lo que es lo normal de mercado.

VA: ¿Qué tanto ha pesado la alta tasa del Banco de la República cuando ustedes calculan proyectos nuevos y rentabilidades nuevas para los clientes?

JAS: Nos ha afectado sin duda porque, claramente, eso nos lleva a que tengamos tanto en nuestro portafolio propio como en los portafolios de los fondos de inversión colectiva unas tasas de fondeo mucho más altas. Lo que esperamos es que haya una tendencia bajista en las tasas desde enero y que pueda haber digamos un rally de rentabilidades importantes en algunos meses del próximo año de acuerdo con cómo se dé esa desescalada.

Relacionado: Banco de la República recorta las tasas de interés en Colombia por primera vez en ocho meses

Creemos sin duda que se va a dar, pero particularmente este año ha sido un año en el que hemos tenido que hacer un trabajo bueno para los fondos de inversión colectivo muy diferente al año 2022 que fue un año de altísimas volatilidades, este año fue un poco más tranquilo, aunque con ciertos momentos difíciles como agosto, finales de septiembre cuando el mercado se movió bastante con volatilidades.

VA: ¿Están viendo una bajada de tasas del BanRep más espaciada, esperando que la inflación dé un poco más de señales?

Sí, con una pendiente muy tendida la verdad, no estamos viendo bajadas de 100 puntos básicos, en principio no lo vemos. Claramente, pues uno ve la tendencia de la inflación es a la baja, pero vienen los meses de altas alzas por el aumento del salario mínimo sumado a todos los temas de diciembre, pagos de primas y los efectos del fenómeno de El Niño.

Entonces, el tema creemos que va a ser con una pendiente bastante tendida en la reducción de tasas sin duda alguna.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias