EE.UU. toma decisiones sobre Boeing tras accidente con avión de Alaska Airlines

EE.UU. toma decisiones sobre Boeing tras accidente con avión de Alaska Airlines
EE.UU. toma decisiones sobre Boeing tras accidente con avión de Alaska Airlines. Foto: Alaska Airlines
Síguenos en nuestro canal de noticias de WhatsApp

La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) ordenó a Boeing detener la producción de los aviones 737 Max, pero despejó el camino para que el Max 9 del fabricante volviera al servicio casi tres semanas después de que un tapón de puerta explotara durante un vuelo de Alaska Airlines.

“Permítanme ser claro: esto no volverá a la normalidad para Boeing”, manifestó el administrador de la FAA, Mike Whitaker, en un comunicado el miércoles.

Agregó “no aceptaremos ninguna solicitud de Boeing para una expansión de la producción ni aprobaremos líneas de producción adicionales para el 737 MAX hasta que estemos satisfechos de que se resuelvan los problemas de control de calidad descubiertos durante este proceso”.

Según información de CNBC, Boeing no hizo comentarios de inmediato. Sus acciones cayeron aproximadamente un 4 % en las operaciones fuera de horario después del anuncio de la FAA.

Hay que decir que Boeing ha estado luchando por aumentar la producción de su avión más vendido mientras las aerolíneas claman por nuevos aviones a raíz de la pandemia de Covid-19.

Recomendado: Estados Unidos investigará a Boeing por reciente incidente de avión

La FAA también aprobó las instrucciones de inspección para el avión Max 9. Al respecto, las aerolíneas habían estado esperando esa aprobación para revisar sus flotas y volver a poner esos aviones en servicio.

Cabe recordar que la FAA suspendió los aviones 737 Max 9 después de que un panel del fuselaje explotara cuando el vuelo 1282 despegaba de Portland, Oregón, el 5 de enero. La suspensión obligó a United Airlines y Alaska Airlines, las dos aerolíneas estadounidenses con los aviones, cancelaron cientos de vuelos.

Los directores ejecutivos de United y Alaska han expresado su frustración con Boeing después del problema, el más grave en una reciente serie de aparentes fallas de fabricación en aviones Boeing. Según CNBC, el avión del vuelo a Alaska fue entregado a finales del año pasado.

La FAA está investigando las líneas de producción de Boeing tras el vuelo a Alaska. Whitaker manifestó a CNBC que la FAA mantendrá “tropas en tierra” en la fábrica de Boeing hasta que la agencia esté convencida de que los sistemas de garantía de calidad están funcionando.

E indicó que la agencia está cambiando a un enfoque de “inspección directa” con Boeing.

(Con información de CNBC)

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias