Esta es la ‘piedra en el zapato’ para impulsar energías renovables en Colombia

Esta es la 'piedra en el zapato' para impulsar energías renovables en Colombia
Esta es la 'piedra en el zapato' para impulsar energías renovables en Colombia. Foto: tomada de Freepik
Síguenos en nuestro canal de noticias de WhatsApp

La Asociación de Energías Renovables (SER Colombia) expuso cuáles son los desafíos en el país para masificar los proyectos de renovables y su puesta en operación. ¿Qué identificó el gremio?

A pesar de los logros y proyecciones positivas que SER Colombia ha mostrado hasta el momento, la lenta entrada sigue siendo un desafío. En promedio, el inicio de operación de un proyecto de pequeña escala tarda entre 3 y 6 años.

Sin embargo, de acuerdo con la Asociación, estos tiempos de entrada se reducirían a la mitad si se cumplen los plazos normativos de trámites y se definen términos para los permisos que no los tienen.

Para SER Colombia, la lenta entrada en operación dificulta el cierre financiero de los proyectos: y es que el 53 % del portafolio de 2024 aún no tiene contratos de venta de energía y/o financiación (es decir, el cierre financiero). Esto se concreta una vez el proyecto obtiene los permisos.

“Es fundamental contar con un ambiente favorable para los proyectos de FNCER. El actual contexto de altas tasas de interés, devaluación, mayor carga fiscal, incertidumbre regulatoria y largos trámites puede resultar gravoso, especialmente debido a las limitadas rentabilidades de estos proyectos”, precisó la entidad.

Análisis de los tiempos de entrada de los proyectos de energías renovables

SER Colombia, a través de una encuesta realizada a sus empresas afiliadas entre noviembre y diciembre de 2023, compiló información de 515 proyectos FNCER de pequeña, mediana y gran escala, sobre los tiempos que tardaron tramitando los principales permisos y licencias, y ejecutando las actividades de desarrollo y construcción de los proyectos.

Recomendado: 9% de capacidad de generación en Colombia será de energías renovables en 2024

La información compilada, preliminarmente permite concluir:

  1. La entrada en operación de un proyecto FNCER de pequeña escala, desde que se realiza la solicitud del punto de conexión hasta la FPO, tarda entre 3,4 y 6,4 años
  2. Un proyecto FNCER de mediana y gran escala, sin presencia de comunidades étnicas, toma entre 4,4 años y 6,8 desde que se realiza la solicitud del punto de conexión hasta la FPO
  3. Con presencia de comunidades étnicas, se estima un tiempo adicional para la consulta previa en promedio de 18 meses
  4. Se evaluaron al menos 15 tipos de trámites, entre permisos técnicos y ambientales ante autoridades nacionales y regionales
  5. 70 % del tiempo corresponde a trámites ante terceros. Sólo el 30 % a actividades exclusivas de las empresas.

En cuanto a las causas de las demoras, la Asociación de Empresas de Energías Renovables de Colombia logró identificar 5 momentos clave:

  1. Ausencia de tiempos normativos de respuesta o no se cumplen los términos de ley (58 % de las menciones).
  2. Falta de articulación y estandarización de criterios para evaluar la información presentada, por parte de las entidades, especialmente en las CARs (44 % de las menciones)
  3. Toda demora en trámites implica un nuevo trámite ante la UPME de cambio de FPO retrasando aún más la entrada de los proyectos (dos a nueve meses adicionales) (40 % de las menciones)
  4. Falta de canales de comunicación sobre información del estado de los trámites o tiempos estimados de respuesta por parte de las entidades, especialmente en las CARs (30 % de las menciones)
  5. Se recomienda preparar técnicamente a las autoridades regionales respecto a estas tecnologías.

Recomendado: 8 propuestas de SER Colombia para apalancar proyectos de energías renovables

Mejoras regulatorias y facilitación de proyectos

Para abordar estos desafíos, el informe de SER Colombia identificó ocho medidas prioritarias para facilitar la puesta en marcha de este portafolio de proyectos. Esto incluye recomendaciones para articulación de proyectos y cumplimiento de tiempos normativos de trámites, ajustes regulatorios en materia de permisos y mecanismos de comercialización y financiación.

Se busca reducir incertidumbres y acelerar la puesta en marcha y cierre financiero de este portafolio de proyectos. El sector energético renovable en Colombia está en auge.

Con el compromiso continuo de las empresas asociadas, y con el apoyo de regulaciones adecuadas, el futuro para las FNCER en Colombia es brillante, lleno de sol y viento, destacó la Asociación en su más reciente informe.

En éste también se expone que, al monitorearse más de 172 trámites ante entidades regionales y nacionales, se ha evidenciado un progreso del 58 % sobre estos trámites, con un 37 % de ellos completamente resueltos, esto tras ocho meses de articulación entre las empresas el Gobierno (Presidencia de la República, MinMinas, ANLA y UPME) y el gremio.

No obstante, pese a este esfuerzo, sólo se ejecutó el 36 % de los 41 proyectos identificados para 2023 en el programa de inversión inicialmente publicado.

Este porcentaje incluye los que entraron en operación comercial y los que finalizaron el año cerca de su puesta en marcha. Lo demás fue pospuesto para 2024-2025.

El panorama, de acuerdo con SER Colombia, refleja la necesidad de acciones regulatorias complementarias para simplificar y agilizar los trámites, más allá del seguimiento a proyectos.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias