Fitch: Presión sobre deuda de Colombia podría intensificarse si se implementan reformas pensional y de salud

Fitch Ratings
Fitch: Presión sobre deuda de Colombia podría intensificarse si se implementan reformas pensional y de salud. Foto: Rodrigo Torres, Valora Analitik
Síguenos en nuestro canal de noticias de WhatsApp

El Plan de Financiamiento de Colombia 2024, presentado la semana pasada por el ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla, “es consistente con las previsiones fiscales de Fitch Ratings cuando la agencia afirmó la calificación soberana en ‘BB+’/estable en diciembre del año pasado”.

Así lo dijo la firma calificadora en un informe fechado hoy y emitido desde su oficina en Nueva York.

Agregó que el elevado crecimiento nominal y la fortaleza del peso redujeron drásticamente la relación deuda/PIB del Gobierno General de Colombia en 2023, pero “es probable que resurja una presión al alza sobre el ratio de deuda pública, que podría intensificarse si se implementan las reformas planificadas en materia de salud y pensiones”.

Relacionado: Déficit fiscal de Colombia tendrá fuerte aumento en 2024, confirma gobierno Petro

Los resultados preliminares del Plan Financiero presentado a principios de este mes muestran, según Fitch, que el déficit del Gobierno Nacional Central (GNC) para 2023 será del 4,2 % del PIB, en línea con los objetivos del Gobierno Petro y el pronóstico de Fitch.

Sin embargo, dijo la agencia que el plan revisa el objetivo de déficit de Gobierno Nacional para 2024 del 4,4 % al 5,3 % del PIB, cerca del pronóstico del 5,2 % de Fitch, que ya incorporó el impacto del fallo de la Corte Constitucional de noviembre de 2023 sobre la no deducibilidad de regalías por parte de las compañías de petróleo y carbón.

Fitch Ratings
Fitch Ratings. Foto: Rodrigo Torres, Valora Analitik

Relacionado: Relevante | Corte tumbó prohibición para que petroleras y mineras deduzcan regalías en renta

El mayor objetivo de déficit para 2024 “representa un ajuste realista a la sentencia sobre regalías y la dificultad para generar los ingresos previstos a partir de las medidas de administración tributaria, incluida la falta de establecimiento de un sistema de arbitraje para acelerar la resolución de disputas fiscales”, aseguró Fitch en el informe firmado por Richard Francis, analista soberano para Colombia.

Y agregó que el efecto negativo de la fortaleza del peso sobre los ingresos petroleros, los derechos de importación y el IVA fue el principal factor del bajo rendimiento de los ingresos en 2023, y se vio compensado por costos de intereses inferiores a lo esperado.

Esto significó, dijo, que la consolidación fiscal fue significativa en 2023, ya que el déficit del Gobierno Central se redujo en un punto porcentual del PIB. Los beneficios fiscales de las reformas fiscales aprobadas en 2021 y 2022 también se están sintiendo, sentenció.

Meta de déficit fiscal Gobierno Nacional Central de Colombia


Fuente: Plan Financiero 2024.

Más deuda y reformas en el Congreso

La caída de la deuda del Gobierno General (GG) sobre el PIB en 2023 al 50,8 % (la previsión de Fitch era 51,8 %) desde el 57,3 % fue impulsada por otro año de fuerte crecimiento del PIB nominal junto con una apreciación del tipo de cambio.

Además de reducir el ratio de deuda por debajo de la mediana de la categoría “BB” del 52,2 %, “esto mejora sustancialmente el punto de partida para mayores esfuerzos por reducir la carga de la deuda pública”, destacó el informe.

Sin embargo, advirtió que “tanto el Gobierno como Fitch pronostican que el ratio de deuda pública aumentará en 2024, a medida que el crecimiento del PIB nominal se desacelera significativamente y porque los balances primarios son insuficientes para estabilizar la deuda”.

Según las proyecciones de Fitch, en su revisión de calificación de diciembre, “la deuda del Gobierno General sobre el PIB no volvería a exceder el nivel de 2022 hasta 2027. Pero la relación volvería a elevarse por encima de la mediana ‘BB’ este año”.

Creen desde la agencia que, sin cambios importantes en la política fiscal, los déficits fiscales se mantendrán aproximadamente en su nivel previsto para 2025 (GNC 4,5 % del PIB) en el mediano plazo.

Llamó la atención sobre que ese saldo estaría por encima del nivel requerido por la Regla Fiscal, que tanto el presidente Gustavo Petro como el ministro Bonilla, han dicho que podría ajustarse para permitir un mayor gasto contracíclico, aunque no se ha hecho ninguna propuesta formal y no está claro si el Congreso legislaría para tal cambio.

Además, los pronósticos actuales de Fitch no incorporan costos adicionales de las reformas de salud y pensional del presidente Petro, que han seguido avanzando en el Congreso a pesar de reveses, incluida la ruptura de la coalición gobernante.

“No está claro si el Congreso las aprobará y en qué forma, y la oportunidad de hacerlo puede desvanecerse después de que finalice la primera mitad de la actual sesión legislativa en junio. Sin embargo, podrían agregar un gasto de alrededor del 0,9 % del PIB (0,3 % de las pensiones, 0,6 % de la atención médica) si se implementan según lo planeado, ejerciendo más presión sobre unas cuentas fiscales ya tensas”, detalló el informe.

En concepto de la firma, las calificaciones de Colombia “están limitadas por desafíos fiscales que pesan sobre las perspectivas de consolidación necesarias para garantizar una deuda/PIB estable, así como por una alta dependencia de las materias primas y un déficit de cuenta corriente estructuralmente grande.

“Un deterioro sostenido de la deuda/PIB de Gobierno General frente a sus pares calificadores, o un debilitamiento de las perspectivas de crecimiento a mediano plazo, podrían llevar a una acción de calificación negativa. Por el contrario, una consolidación consistente con un ratio de deuda en constante disminución y una mayor credibilidad fiscal es una sensibilidad de calificación positiva, al igual que un mayor crecimiento a mediano plazo”, concluyó.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias