Kimberly-Clark Professional anunció su estrategia de sostenibilidad en América Latina

Kimberly-Clark Professional presentó su estrategia de sostenibilidad “Azules por naturaleza, Verdes por elección” para América Latina.

Kimberly-Clark Professional anunció su estrategia de sostenibilidad en América Latina
Kimberly-Clark Professional anunció su estrategia de sostenibilidad en América Latina. Foto: kimberly-clark.com

Kimberly-Clark Professional (KCP), la unidad de negocio B2B de Kimberly-Clark enfocada en productos de higiene, limpieza y protección personal, presentó su nueva estrategia de sostenibilidad “Azules por naturaleza, Verdes por elección” para América Latina.

“En Kimberly-Clark Professional somos líderes en el desarrollo sostenible de la industria de higiene y limpieza en América Latina, y por eso, cada día trabajamos contribuyendo desde nuestras iniciativas de valor, productos y tecnologías sostenibles para generar un impacto positivo y cumplir así con nuestra promesa de cuidar a las personas, sus lugares de trabajo y su entorno”, afirmó José Toledo, gerente de Sostenibilidad de KCP para Latam.

A través de tres pilares que articulan acciones y programas de protección ambiental, impacto social y gobernanza, la estrategia de sostenibilidad de KCP ha permitido alcanzar mejoras significativas en la reducción del consumo y manejo de desperdicios, aprovechamiento de materiales reciclados y reducción de emisiones.

También ha contribuido a beneficiar a comunidades y poblaciones en condición de vulnerabilidad en distintos países de América Latina.

En el ámbito del cuidado ambiental, la compañía ha logrado hitos importantes, como una meta de cero residuos en vertederos en todas sus plantas de fabricación ubicadas en Latinoamérica.

Asimismo, en 2023, KCP alcanzó niveles de entre 30 % y 50 % de uso de plástico reciclado en los empaques de sus productos, y actualmente se están implementando iniciativas para llegar a un 70 %, específicamente para los productos comercializados en la región.

El compromiso de KCP con la reducción de su huella ambiental también los ha llevado a tomar acciones concretas orientadas a gestionar responsablemente el uso de los recursos naturales, con resultados muy positivos.

Recomendado: Kimberly-Clark invertirá US$80 millones en Latinoamérica para lanzar productos de higiene

Por ejemplo, entre 2015 y 2023, en la planta de producción ubicada en Barbosa (Santander, Colombia) donde se producen toallas de mano, papel higiénico, servilletas y paños de limpieza industrial para abastecer a gran parte de los mercados de la región, la empresa redujo su huella hídrica en un 35 % y en un 18 % su huella de carbono.

Asimismo, KCP mantiene un enfoque de integración de prácticas de economía circular, como por ejemplo, la reutilización de alrededor de 1.700 toneladas anuales de etiquetas de bebidas que se emplean como fibra reciclada en la producción de papeles en Perú. La compañía también cuenta con la certificación FSC – Forest Stewardship Council, que avala sus prácticas de abastecimiento responsable.

En la actualidad, el 100 % de la fibra virgen utilizada en la fabricación de los productos proviene de bosques gestionados de forma responsable.

“Estos logros representan un gran paso hacia nuestro objetivo global de reducir nuestras huellas ambientales en un 50% para 2030, y estamos orgullosos del compromiso de nuestros equipos en toda la región, a medida que continúan encontrando formas de minimizar nuestro impacto en el planeta”, comentó Toledo.

Kimberly-Clark Professional anunció su estrategia de sostenibilidad en América Latina
Foto: Gustavo Castellanos, gerente general de Kimberly-Clark en Colombia

El enfoque sostenible de KCP también busca contribuir a que clientes y usuarios puedan gestionar de manera adecuada los desechos de sus operaciones. Para ello, la marca incorpora en sus productos tecnologías diferenciadas como Airflex, que permiten alcanzar mayor eficiencia, al tiempo que reducen el uso de materias primas y desechos finales.

En materia de impacto social, Kimberly-Clark Professional ha venido aportando con su estrategia de sostenibilidad al bienestar de las personas y las comunidades en sus zonas de influencia.

En Colombia, en alianza con la Fundación Colombianitos, la compañía adelanta un programa infantil orientado a mejorar la calidad de vida de niños, jóvenes y comunidades, a través de actividades de formación en valores, educación ambiental y equidad de género, logrando impactar a 8.000 personas entre estudiantes, padres, madres y profesores de escuelas rurales del territorio colombiano.

Por otra parte, en línea con su enfoque de abastecimiento responsable, KCP obtiene cerca de 12 toneladas mensuales de papel reciclado a través de la ONG Aldeas Infantiles SOS.

Recomendado: Kimberly-Clark exporta más del 50% que produce en Colombia a 14 países de Latinoamérica

Y en Centroamérica, a través de una alianza con Fepade y Usaid, la empresa desarrolla una iniciativa de Bachillerato Técnico en Colonia Sitio del Niño, un proyecto que brinda formación técnica a jóvenes estudiantes salvadoreños, permitiéndoles mejorar sus oportunidades de acceder a empleos de calidad en una zona altamente industrial.

Bajo el pilar de gobernanza, la compañía incorpora dentro de su estrategia de sostenibilidad prácticas de transparencia y gobierno corporativo, que apuntan a asegurar una gestión justa y responsable en beneficio de los empleados y clientes. Por su buen desempeño en materia de procesos corporativos, Kimberly-Clark Professional fue reconocida por Ethisphere en 2023, por sexto año consecutivo, como una de las empresas más éticas del mundo.

Compromiso a futuro de Kimberly-Clark Professional

Con el lanzamiento de su estrategia de sostenibilidad “Azules por naturaleza, Verdes por elección”, KCP reafirma su compromiso con la preservación del medio ambiente, el bienestar de las comunidades y el progreso de la sociedad en su conjunto.

Con estas acciones, la empresa continúa avanzando en el camino para alcanzar sus metas globales en materia de sostenibilidad, entre las que destacan reducir la huella forestal, hídrica, de plástico y de carbono al 50 % para 2030, y lograr un 100 % de envases reutilizables, reciclables o compostables ese mismo año.

“Este compromiso es el que nos motiva a seguir trabajando e innovando, guiados por los más altos estándares de calidad y transparencia, para dejar nuestra huella en el planeta y en las personas”, afirmó Toledo de Kimberly-Clark Professional.

Y agregó que “hacia el futuro, continuaremos sumando esfuerzos para alcanzar nuestra meta de contribuir con la construcción de un mundo más verde y próspero para todos”.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias