Colombia usó recursos de venta de Isagen para garantizar créditos a empresas

Foto: Archivo Valora Analitik

 
En enero de 2016, el Gobierno de Colombia vendió el 57,6 % de la participación accionaria que tenía en la generadora de energía Isagen. El fondo canadiense Brookfield pagó $6,48 billones por ser el dueño mayoritario de la compañía que en ese momento cotizaba sus acciones en la Bolsa de Valores de Colombia.
Después de la venta, se reveló que el 90% de los recursos los tendría a su cargo la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN), es decir, alrededor de $5,8 billones, según dijo en su momento el diario El Colombiano.
Entonces, de la venta de Isagen, unos $2,5 billones fueron destinado a la compra de bonos subordinados emitidos por la FDN en junio de 2016, mientras que el resto de los recursos –otros $3,3 billones- estaban en depósitos en el Banco de la República esperando que se utilizaran para capitalizar a la propia FDN.
Al momento de la venta, el entonces ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, dijo que los dineros se usarían en una alta proporción para que la FDN apalancara préstamos para la construcción de infraestructura en toda Colombia.
Sin embargo, hoy el Gobierno reconoció que debió usar un alto porcentaje de esos recursos para garantizar los préstamos que se les van a entregar a las empresas que no han podido pagar sus nóminas y tienen problemas de liquidez.
Un saldo importante de los dineros de la venta de Isagen estaba depositado en el denominado Fondo Para Intervenciones ante la Ocurrencia de Desastres Naturales (Fondes).

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias