En agosto subieron precios de productos agropecuarios

170

El Índice de Precios Agropecuarios (I-Pag) elaborado por la Bolsa Mercantil de Colombia (BMC) presentó un aumento de 0,18% en agosto de 2018, acumulando una variación del -0.85% en lo corrido del año.

Esto, en contraste con el año 2017, cuando la variación fue de 3.06% en su acumulado.

Lo anterior, dijo, evidencia un aumento en algunos precios del mercado agropecuario para agosto, aun presentando un resultado por debajo del obtenido el mismo mes de 2017 (0.91%), y una cifra atípica frente a 2016 cuando registró -0.59%.

Los productos con las principales variaciones positivas fueron: frijol bola roja con un aumento en el precio de 12.54%, pues pasó de $6,166 por kilo en julio a $6,939 por kilo en agosto; la papa pastusa, con una variación del 9.70%, subió de $6,11 por kilo en julio a $671 por kilo en agosto y la papa capira, que pasó de tener un precio de $644 por kilo en julio a $677 por kilo en agosto, presentando una variación del 5.22%.

Los productos con las bajas más significativas fueron: maíz amarillo, con una variación del -13.79%, pues pasó de $1,026 por kilo en julio a $885 por kilo en agosto; aceite crudo de soya con una variación de -8.07%, al bajar de $2,630 por kilo en julio a $2,418 por kilo en agosto y el frijol cargamanto blanco, el cual disminuyó en su precio -6.60%, de $6,802 por kilo en julio a $6,353 por kilo en agosto.

De acuerdo con Rafael Mejía, presidente de la Bolsa Mercantil de Colombia, “en agosto se dio la finalización de cosechas de papa y algunas hortalizas, razón por la cual la oferta de estos productos se contrajo de forma continua en lo corrido del mes. Lo anterior, especialmente en las zonas productoras del Norte de Santander, región Cundiboyacense y los departamentos de Nariño, Valle del Cauca y Antioquia, lo que se tradujo en una subida generalizada de precios”.

Agregó que, “en contraste, algunos productos procesados, derivados de la caña de azúcar y cereales como maíz, frijol y arroz presentaron un mes de alto ciclo productivo en zonas de cultivo como Valle del Cauca, Córdoba, Casanare y Sucre, lo que produjo una baja de precios. Esta coyuntura llevó a que se presentara, en términos netos, una variación positiva luego de cuatro meses de un IPag negativo, que coincide con el comportamiento del año anterior”.