S&P: Nuevo Gobierno debe priorizar infraestructura que ha sido lenta

269

En un informe denominado “Colombia está mejorando su infraestructura, pero tiene mucho camino por recorrer”, la calificadora de riesgo S&P Global Ratings advirtió que, aunque la infraestructura general en el país ha avanzado, todavía enfrenta desafíos cruciales en materia de ejecución y financiación.

El plan de obras 4G continúa avanzando “más lentamente de lo que esperábamos, y el gobierno necesita definir las fuentes de financiamiento para el Plan de Plan Maestro de Transporte Intermodal, Pmti”.

Sin embargo, dijo que confía en que el próximo gobierno continuará promoviendo el desarrollo de la infraestructura para cerrar la brecha con los pares regionales.

A diferencia de los sectores de transporte y energía, los otros sectores (agua y alcantarillado, salud y educación) dependen principalmente de los planes definidos por cada departamento del país, “lo que a su vez refleja su independencia del gobierno en ciertas áreas”.

Aunque el Gobierno colombiana tiene implementación de iniciativas para incluir más inversión privada en estas áreas, la agencia no espera significativamente más inversión privada, que se explica principalmente por la débil calidad crediticia del gobiernos subnacionales (departamentos y municipios).

PRÓXIMO GOBIERNO

S&P recordó que las elecciones presidenciales en Colombia se llevarán a cabo el 27 de mayo, pero independientemente del candidato que gane, “creemos que el próximo gobierno continuará priorizando la infraestructura porque los cuellos de botella en la red de transporte siguen siendo una de las principales restricciones al crecimiento económico”.

Por lo tanto, estima que los planes elaborados por la administración actual continúan siendo un buen indicador de futuras inversiones en infraestructura.

“Si bien Colombia ha avanzado significativamente en el desarrollo de su infraestructura en en los últimos años, continúa a la zaga de las principales economías de la región”, advirtió la calificadora.

En el informe conocido por Valora Analitik, S&P señala como principales aspectos que:

– Aunque el programa 4G es el esfuerzo principal del Gobierno, ha progresado más lentamente de lo esperado originalmente.

– El Pmti del Gobierno tiene una sólida cartera de proyectos de infraestructura adicionales, aunque hasta ahora se ha visto poco progreso.

– El Gobierno tiene iniciativas para incluir más inversión privada en el agua y alcantarillado, salud y educación, pero no espera mucha más inversión privada en estas áreas, principalmente debido a la débil calidad crediticia de los gobiernos subnacionales de Colombia

PERSPECTIVA

El reporte de la firma retoma el informe de Competitividad del Foro Económico Mundial 2017-2018 ahora clasifica a Colombia 87 en infraestructura (contra 117 en 2013-2014) de 137 países.

Insistió en que “la infraestructura de Colombia continúa a la zaga de las principales economías de la región”.

S&P proyecta un crecimiento real del PIB de alrededor de 2,5% en 2018, por encima de menos de 2,0% en 2017 y luego aumentará a 2,6% en 2019 y 2,7% en 2020.

Lea también S&P elevó proyección de PIB para Colombia, pero hay riesgo electoral.

El programa 4G del Gobierno, dijo, debería respaldar una mayor demanda interna ya que las exportaciones netas también aumentarían lentamente.

Se destacó la marcada mejora en las condiciones de seguridad doméstica en la última década han permitido que la inversión total suba a 26% del PIB (alrededor de 14% en 2000), pero “las deficiencias de infraestructura continúan obstaculizando conectividad y obstaculizar la economía colombiana”.

A pesar de este progreso, el programa 4G se ha movido a un ritmo más lento de lo esperado, lo que ha provocado aumento sobre las incertidumbres sobre la fase de construcción después de que se completara la concesión.

“Creemos que el riesgo de crédito para los proyectos 4G actualmente se origina a partir de cuatro factores:

– La difícil geografía de Colombia requiere diseños de construcción complejos para construir muchos puentes y túneles para proyectos nuevos.

– La concentración del patrocinador se mantiene debido a la gran cantidad de patrocinadores involucrados simultáneamente en varios proyectos 4G y el historial bastante corto de contratistas colombianos.

– Dada la difícil geografía y la intensa temporada de lluvias en Colombia, completar proyectos en cinco años puede ser difícil para los contratistas.

– Finalmente, el Gobierno intentó mitigar algunos riesgos operativos para los concesionarios a través de un nuevo marco legal e institucional. Sin embargo, esta asignación de riesgo todavía tiene que disminuir los retrasos y los excesos de costos relacionados con eventos impredecibles”.

Además, criticó que las investigaciones de corrupción en América Latina crearon un entorno de incertidumbre y retrasó el cierre financiero esperado del programa 4G de Colombia.

Para combatir esta incertidumbre, el 15 de enero de 2018, el Congreso de Colombia aprobó la Ley 1882, que promueve la transparencia en el proceso de licitación y los procedimientos durante el proceso de contratación, a través de la obligación de utilizar las especificaciones del contrato estándar y recibir por separado ofertas económicas.

La ley también aclara el procedimiento de arreglo de anulación y define algunos aspectos para ayudar a acelerar el proceso de adquisición de tierras.

Además del plan 4G, el Gobierno colombiano lanzó el Pmti en 2015. La administración inició este programa para desarrollar una red de infraestructura que conecte ciudades, regiones, fronteras y puertos de Colombia a través de proyectos que estimularán la economía crecimiento.

Se estima que requerirá aproximadamente $10,4 billones por año entre 2015 y 2035.

El tamaño de este programa es un desafío para su implementación, y el país aún necesita definir mecanismos de financiación específicos para atraer la inversión privada.

“Esto es relevante porque el Gobierno no pudo financiar el programa por sí mismo. Por lo tanto, el programa permanece en la etapa de planificación”, agregó la agencia.

Concluyó diciendo: “confiamos en que el próximo gobierno continuará promoviendo el desarrollo de la infraestructura para cerrar la brecha con los pares regionales, y que el progreso de implementación del programa 4G le servirá a Colombia”.