Avianca Holdings se blindó ante eventual reclamación de United para tomar el control

1274


En las últimas semanas, Avianca Holdings decidió notificar a sus acreedores de varios asuntos relacionados con el incumplimiento de algunos de los parámetros financieros dentro de los acuerdos firmados dentro del préstamo entre BRW (parte de Synergy Group, dueño de Avianca) y United Airlines por US$456 millones.

Uno de los principales cambios es que United se convirtió en titular accionista, lo cual en la práctica significa que, en caso de cualquier reclamación de la aerolínea estadounidense sobre el incumplimiento de ese préstamo, no represente un cambio de control para Avianca.

Según el vicepresidente financiero de Avianca Holdings, Roberto Held, en días recientes se reunió con agencias de financiación, especialmente europeas, para notificar la actualidad de la empresa en caso de llegar a darse el caso de una reclamación de parte de United.

Esas agencias, explicó, trabajan con bancos comerciales para servir como garantía para financiar aviones y el monto actual que tiene Avianca con ellas es de alrededor de US$800 millones.

Ratificó que la empresa BRW (que hace parte de Synergy Group) no ha incumplido pagos dentro del acuerdo de préstamo con United, sino que no se cumplieron algunas métricas financieras del holding.

 

Primer trimestre

En su presentación, Held resaltó que al cierre de marzo Avianca tuvo su mejor nivel de ingreso operacional por sillas kilómetros disponibles (RSK) en los últimos cuatro años.

El directivo recordó que el presupuesto de inversión (Capex) se reducirá en 2019 y en los años siguientes debido a las menores órdenes de compra de aviones a la francesa Airbus. Para 2020 se esperaba recibir 20 aviones, pero la orden se redujo a seis, eso genera menor Capex.

Held dijo que factores como el mayor costo de combustibles en el primer trimestre del año y la reducción de ingresos por pasajeros en 1,1%, afectaron el balance de la empresa que tuvo una pérdida de US$67 millones a marzo.

A eso se sumó el cierre de la operación de carga en Brasil y el cierre de rutas recientes como Bogotá-Chicago, entre otras.

Avianca dijo que el 25% de sus costos de combustible tiene cobertura, mientras que el resto tiene riesgo de volatilidad sobre los precios internacionales de crudo.

Concluyó que el apalancamiento (media como deuda neta/Ebitda) cerró en 6,3 veces en el 2018 y se calcula llevarlo a 4,5 veces en el 2020 tras la rentabilización de la operación, además del recorte de órdenes de compra de aviones.

Compartir: