En cinco años habría solo un operador de telecomunicaciones en Colombia; precios podrían subir

6490

Los directivos de Avantel, Movistar y Tigo pidieron hoy, nuevamente, que se declare la dominancia a Claro en el sector de las telecomunicaciones con el fin de fomentar la competitividad en el país.

“Hay una falla clara en el mercado colombiano. La declaración de dominancia es importante porque estamos en un mercado donde un operador tiene más del 50 % del mercado y más del 65 % del beneficio del mismo”, dijo Ignacio Román, presidente de Avantel.

Debido a lo anterior, Avantel, Tigo y Movistar solicitaron a la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) que tome cartas en el asunto y se declare la dominancia con el fin de que haya una distribución más equitativa del mercado de telecomunicaciones.

“En otros países como México y Ecuador ya se ha declarado la declaratoria de dominancia de mercado a Claro. Necesitamos condiciones claras de inversiones y seguridad jurídica para todos los actores”, explicó Fabián Hernández, presidente de Telefónica – Movistar (centro en la foto).

De otro lado, Claro había dicho que su competencia quiere declarar la dominancia como excusa para no invertir en el mercado colombiano.

“En lugar de promover la competencia en beneficio de los usuarios, los otros competidores quieren lograr ventajas regulatorias que les permitan ganar mercado sin hacer las inversiones que el país necesita”, dijo Claro días atrás.

La preocupación más grande de los operadores de telecomunicaciones es que en los próximos años se pueda presentar un monopolio.

“Hay un temor real de que se presente un posible monopolio. La variedad de la competencia es algo que está en manos de la CRC y esperamos que sea una decisión que se tome en el corto plazo”; dijo Ana María Jiménez, representante legal de Tigo.

El presidente de Avantel advirtió que, si las autoridades no toman las medidas necesarias, en cuatro o cinco años puede haber solo un operador en el país que haría que los costos de los servicios incrementen.

“En cinco años se producirá un empobrecimiento de la situación competitiva del país. De seguir así, probablemente tendremos solo un operador que incremente precios y que disminuya la calidad del sector de telecomunicaciones, afectando así las tarifas para los usuarios”, dijo Ignacio Román.

En las últimas horas, Claro emitió un comunicado en el que afirma que “el sector de las telecomunicaciones no debe tolerar la práctica de obtener por la regulación lo que se debe ganar invirtiendo”.

Los operadores esperan que la CRC se pronuncie al respecto lo más pronto posible.

Compartir: