Empresarios: Algunos bancos en Colombia no prestan para atender emergencia de coronavirus

Empresarios: Algunos bancos en Colombia no prestan para atender emergencia de coronavirus

 

Las quejas del empresariado en Colombia continúan debido a lo que ellos consideran una negativa de los bancos para agilizar y desembolsar los créditos destinados al pago de nóminas en medio del coronavirus.

-Publicidad-

En este contexto, es necesario citar que el Gobierno capitalizó el Fondo Nacional de Garantías (FNG) con el propósito de dar alivio a las compañías más golpeadas por la parálisis socioeconómica y así evitar despidos masivos y cierre de unidades productivas.

La semana pasada, en una entrevista con la FM, el presidente de Colombia, Iván Duque, comentó que no era su intención satanizar a ningún sector. No obstante, declaró no comprender por qué la banca se mostraba tan conservadora con los créditos a sabiendas que el Ejecutivo anunció un respaldo del 90 % sobre los préstamos concedidos a las empresas.

Este lunes, la queja reiterada llegó desde Fabricato, cuyo presidente, Carlos Alberto de Jesús, comentó en una entrevista con Blu Radio que su solicitud crediticia fue denegada.

“La banca comercial lo que nos dice es que nosotros no estamos habilitados para una nueva línea de crédito. Más allá de que uno argumente que hay un Fondo Nacional de Garantías para los créditos”, dijo.

En días anteriores, Jorge Duque, directivo de la Cámara Colombiana de la Confección y Afines, se había unido a la queja generalizada y afirmó que los bancos no están concediendo los préstamos.

La pregunta que muchos de los empleadores emiten en este caso es la misma: por qué demoran los créditos —o son rechazadas las solicitudes— si el Gobierno aprobó líneas especiales para auxiliar al sector productivo.

En este caso, varios de ellos citan los segmentos crediticios denominados “Colombia Responde” y “Colombia les Responde a Todos” y consideran que la buena intención del Ejecutivo se está quedando en anuncios.

Más denuncias

En medio de la vorágine crediticia, el senador por el Partido Conservador David Barguil, denunció un presunto atropello en contra de un empresario del sector hotelero.

Según relató a Semana, ese empresario tenía un cupo crediticio por $600 millones, del que había usado $150 millones hace un tiempo. En razón de esto, acudió a la entidad financiera con la que tenía relación para solicitar un nuevo préstamo por el resto de su cupo disponible.

Barguil continuó narrando que dicho empresario fue remitido al Banco de Comercio Exterior de Colombia (Bancóldex), que le prestó los $150 millones que debía al banco, pero él no recibió nada del crédito, es decir, que el banco utilizó los recursos para cubrir la cartera pendiente y asegurar que el dinero que le prestó a un cliente en riesgo no se pierda.

Según el testimonio del senador, en otras entidades financieras está sucediendo lo mismo y más irregularidades como el alza en la tasa de interés. “Mientras el Banco de la República bajó la tasa de interés en el crédito al sector bancario, los bancos les suben la tasa a los clientes”.

Por su parte, la presidenta ejecutiva de la Asociación Colombiana de la Industria de la Comunicación Gráfica (Andigraf), Tatiana Duarte, también había manifestado inconformidad con el desembolso de los préstamos.

Conforme a sus declaraciones en una reciente entrevista, “Es hora de flexibilizar los procedimientos y que no aplique el dicho que todos conocemos: en este país solo le prestan plata al que tiene plata”.

Esta moción también fue secundada por la Asociación Colombiana de Productores de Agregados Pétreos (Asogravas), cuyo director, Carlos Fernando Forero, reportó en diálogo con Valora Analitik que los pequeños y medianos asociados no han recibido el apoyo de los bancos.

 

Bancóldex responde

Juan Diego Jaramillo, vicepresidente comercial de Bancóldex, aseguró al diario El Nuevo Siglo que los alivios se han dispuesto a través de la entidad, pero los bancos son quienes toman la decisión de otorgar o no los créditos a los clientes.

“La decisión de otorgar el crédito está en manos del banco. Nosotros no podemos controlar muchas cosas: la atención que se le da a una pyme, las aprobaciones, si se le pide garantías, si la persona tiene o no reportes en Datacrédito. Son políticas propias de los bancos”, afirmó.

También señaló que, al momento de acceder a la línea de crédito establecida por la entidad, los microempresarios deberán ser claros y decirle al asesor que quieren acceder a la línea de Bancóldex.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias
- Publicidad -