Franquicias de restaurantes en Colombia tendrán alivio por la crisis económica

Jaime Alberto Cabal, presidente de la Federación Nacional de Comerciantes de Colombia (Fenalco), le solicitó al director de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian), José Andrés Romero, que los restaurantes franquiciados en Colombia (tipo Subway o Frisby) cuenten con la misma disposición que los no franquiciados: una reducción del impuesto al consumo.

Hay que recordar que esa medida se aplicó el pasado 18 de mayo con la idea de que estos comercios puedan ofrecer productos a precios más competitivos, estimulen el comercio de alimentos preparados y generen flujo de caja

Romero le aseguró a Cabal que muy pronto podrían hablar de los efectos que tendrían los anuncios que están por hacerse en esa materia. Esto quiere decir que el presidente Iván Duque estaría próximo a dar a conocer cambios para que estas marcas puedan ofrecer precios más competitivos y así mismo sentir un respiro por cuenta de la crisis.

Recomendado: Colombia aplaza más pagos de impuestos por coronavirus; incluye sobretasa de bancos

Pues bien, el Gobierno acaba de expedir el Decreto 789 del 4 de junio por el que se declara la exclusión transitoria del impuesto sobre las ventas -IVA- en contratos de franquicia.

“Los establecimientos de comercio que lleven a cabo actividades de expendio de comidas y bebidas preparadas en restaurantes, cafeterías, autoservicios, heladerías, fruterías, pastelerías y panaderías, para consumo en el lugar, cuando el Gobierno nacional así lo autorice, para ser llevadas por el comprador o entregadas a domicilio, desarrollados a través de contratos de franquicia, se encuentran excluidas del impuesto sobre las ventas -IVA, a partir de la expedición del presente Decreto Legislativo y hasta el treinta y uno (31) de diciembre de 2020”, se lee en el Decreto.

El ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo, agregó que también se le quita el impuesto al consumo a las franquicias.

“Se necesitaba un anuncio en ese sentido porque hay franquicias que tienen que importar su materia prima. La mayoría de los restaurantes no franquiciados y locales no deben hacerlo porque se surten de la canasta familiar. Por eso ese cambio sería sustancial toda vez que un dólar en $3.600 es un golpe extra”, agregó Henrique Gómez, presidente de la Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica (Acodres).

La iniciativa sería importante porque, según Acodres, las franquicias representan el 20 % de la industria de restaurantes, que en ventas son $2 billones al año y generan140.000 empleos.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias