Venezolanos salen de Colombia porque no ganan ni un salario mínimo

Foto: Referencia tomada de Wikipedia.org

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) estima que 330.000 venezolanos residentes en Colombia regresarán a su país por cuenta de la crisis económica por el coronavirus.

Dice el BID que buscar oportunidades laborales es la razón para tomar la decisión, mismo motivo por el que decidieron migrar desde 2015.

La principal razón que encuentra el BID es que en Colombia del total de 1,8 millones de venezolanos, el 64 % cobra menos de un salario mínimo y de hecho esos hogares migrantes “tienen un ingreso que es un 40 % menor que el de los hogares nacionales”.

Recomendado: Bajó número de venezolanos en Colombia: total es 1,8 millones

Aun así, son mejor pagos que en países como Ecuador, donde el 86 % de los venezolanos recibe menos de un salario mínimo, y el 60 % de esos trabajadores tiene con qué cubrir sus alimentos, solamente para dos días.

El informe de la organización recuerda que estas crisis suelen ser más complejas para los migrantes, pues el acceso al empleo formal prioriza a connacionales.

“Para Europa durante la crisis de 2009, el incremento del desempleo entre la población migrante (asumiendo que no hubo cambios en la población económicamente activa y el número de migrantes) fue un 140 % superior que el de la población local”, afirma el documento.

Y es que el BID da cuenta de varios datos dramáticos: el 37 % de los venezolanos en Colombia trabaja de manera informal, mientras que el 90 % no realiza cotizaciones a seguridad social; números que se repiten en Perú y Ecuador.

“Los migrantes tratarán de mantenerse en el país el mayor tiempo posible, lo que también dependerá de la red de contactos con que cada persona cuente”, dice al respecto el estudio.

Una situación que para el Banco de la República necesita atención especial pues en los próximos tres años la migración podría costarle al país cerca de $10 billones.

Recomendado: Colombia dejaría de recibir $10,5 billones por caída en precios del petróleo

Esa salida de trabajadores venezolanos, sin embargo, supone otro problema: las remesas desde Colombia hacia Venezuela podrían reducirse en un 30 % debido a la pérdida de ingresos y el fenómeno del retorno.

Otro golpe está en que según el Fondo Monetario Internacional (FMI) estimaba que la migración venezolana podría impactar de manera positiva un crecimiento entre el 0,2 % y 0,3 % del Producto Interno Bruto (PIB) de países como Colombia, Perú y Ecuador.

“Si se asumiera que el 50 % de los despidos de cada sector afectará a los migrantes, entre el 23 % y el 53 % de este grupo perdería su trabajo, es decir, un porcentaje cercano al 42% de los migrantes empleados en los tres países”, concluye el BID.

(Gráficos: con información del BID)

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias