Así podría Colombia sacarle provecho a su portafolio energético en plan de enajenación

Foto: Pixabay

El Marco Fiscal de Mediano Plazo de Colombia contempla la necesidad de conseguir $12 billones en 2021 para empezar a recuperar parte del gasto que implica la emergencia por el coronavirus. Revisar las inversiones para hacerlas “más estratégicas” es la idea del Gobierno Nacional.

El Estado colombiano hace parte de 104 compañías por valor de $78 billones, con lo que el país saldría, en 2021, del 15 % de sus participaciones.

De lo anterior, el sector de hidrocarburos, a pesar de ser un mercado diezmado por los precios del petróleo, atrae. Más allá de los $7,3 billones o $7,6 billones que pudiera recibir la Nación por cuenta de la venta de Ecopetrol e ISA -que son las firmas en el mercado de valores y sobre las que se podría vender-, el país cuenta con un portafolio extenso en el segmento que toma relevancia.

Recomendado: Colombia: ¿Cómo sería y cuáles empresas puede vender el Gobierno?

Un análisis de Corficolombiana precisamente da cuenta de eso. De acuerdo con la compañía, el caso de Cenit podría ser interesante, pues el Gobierno tendría la opción de buscar los $12,1 billones por la venta, según Corficolombiama, del 49 % de su participación -Hay que recordar que Ecopetrol es la dueña de Cenit-.

“Para este ejercicio, le asignamos el 56,8 % del Ebitda del segmento de transporte a Cenit, de acuerdo con el peso de sus activos contables frente a Ocensa, Bicentenario, Llanos y Oleoducto Colombia”, explicó Corficolombiana.

Sobre el resto del portafolio energético (sin incluir a ISA), que comprende a otras ocho compañías, Corficolombiana resalta que el panorama para hacer posibles ventas es adverso puesto que hay un deterioro en los resultados de 2019 en comparación con 2018, con especial énfasis en las generadoras.

“Las generadoras de la Nación representan cerca del 6 % de la capacidad del país y regularmente participan de una porción similar respecto a la energía generada. Mientras tanto, la Base Regulatoria de Activos (BRA) de las distribuidoras es cercana a los $3,2 billones, aunque con diferencias considerables en las tarifas que pueden cobrar, sirviendo a más de 1,3 millones de usuarios, mayoritariamente de los primeros dos estratos”, se lee en el análisis.

Bajo ese contexto, Corficolombiana prevé unos $4,7 billones por la venta de la participación que tiene el Gobierno en esas firmas, siendo $2,7 billones para las generadoras, y $2 billones en distribuidoras y comercializadoras de electricidad.

Lea también: Colombia en la postpandemia: Habrá reforma tributaria y venta de empresas públicas

Dice Corficolombiana que salir de activos que le pueden dar ingresos a futuros a la Nación es un debate complicado de dar en momentos de crisis, pero dejan claro que “la coyuntura es desfavorable para una venta de la participación del Gobierno en Ecopetrol, por lo que una venta de participaciones sobre Cenit e ISA sin control pueden ser la opción más viable desde el punto de vista político y financiero”.

Ahora, sobre la enajenación de las no listadas -excluyendo a ISA- hay una carga operativa elevada que podría permitir una suerte de empaquetamiento, siempre y cuando los recursos sean requeridos.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias