Así ha sido el proceso de reactivación de Conconcreto en los últimos meses

El presidente de Conconcreto, Juan Luis Aristizabal, en la presentación de sus estados financieros con corte al segundo trimestre de 2020, recordó que el único proyecto que continuó trabajando fue el de Hidroituango durante la orden de asilamientio preventivo por coronavirus en Colombia.

Aristizabal manifestó que en abril se reiniciaron los proyectos con la definición de los protocolos que se definieron conjuntamente con la Cámara Colombiana de Infraestructura y Camacol, y Conconcreto estuvo orientada a conservar y proteger la vida de sus trabajadores, buscando adelantar labores desde las casas, garantizando la liquidez de la compañía.

Adicionalmente, en este periodo, la compañía también revisó toda la estructura de costos y gastos para incrementar la productividad, sobre todo con las restricciones y protocolos de bioseguridad para poder enmendar la crisis, que se espera tenga un impacto más largo de lo esperado.

“También paralelamente, con todo el sector financiero, hicimos un acuerdo para desplazar en el tiempo las obligaciones del pago de intereses y de capital”, indicó el presidente de Conconcreto.

Hay que decir que hoy la compañía está operando al 96 %; es decir, casi la totalidad de los proyectos. Y aquellos que no se han reactivado es porque los clientes de la firma han tomado la decisión de aplazarlos, de acuerdo con la información entregada por el líder de la firma dedicada al sector de infraestructura.

Recomendado: Se archiva investigación contra Conconcreto por caso Tercer Carril Bogotá – Girardot

Entre tanto, durante el balance, la empresa reveló que ha tenido algunos brotes de coronavirus en trabajadores de algunos de sus proyectos, pero se han manejado de acuerdo a los protocolos impuestos al interior de la compañía, teniendo en cuenta los lineamientos del Gobierno Nacional.

“Los contagios han sido muy bajos para una compañía que está operando en todo Colombia. En el caso específico de Ituango reportamos el fallecimiento de uno de nuestros trabajadores, ha sido el único que ha entrado a una unidad de cuidados intensivos”, precisó Juan Luis Aristizabal.

Hay que decir que, a la fecha, en Conconcreto hay 882 casos positivos de coronavirus, de los cuales 109 están activos y 773 ya están recuperados.

De otro lado, en cuanto a la reactivación del sector tras el confinamiento ppor coronavirus, el presidente de la organización destacó que, al levantarse las restricciones para las compañías de construcción en la segunda semana de mayo, se logró una reactivación cercana al 65 % de los proyectos; hoy, están al 96 % de operaciones.

“Estamos estimando todas las pérdidas de productividad por las diferencias de horario, restricciones en el número de personas trabajando por área y en todo lo que tiene que ver con la desinfección. La compañía está intentando buscar mecanismos que le permitan llegar a la productividad, pues estamos en una etapa de aprendizaje lenta”, apuntó Aristizabal.

Actualmente, Conconcreto está en proceso de negociación y conciliación, con sus clientes, para manejar sus costos y tomar un control más estricto de la crisis ocasionada por la pandemia, y también en términos de productividad.

El directivo recordó que la empresa tenía, desde 2017, un acuerdo con todos los bancos para darle prioridad a cumplir con las obligaciones del proyecto Bogotá-Girardot. Y se logró conseguir un acuerdo con todos los acreedores financieros para conseguir un plazo y cambiar el perfil de la deuda, dándole prioridad a los aportes de equity de Vía 40, donde, según Aristizabal, se han aportado cerca de $230.000 millones. Además, debido a la paralización de este proyecto, como concesión se han aportado cerca de $110.000 millones de equity.

“Estábamos desplazando en el tiempo los abonos de capital de los créditos y veníamos cumpliendo al 100 %, inclusive, con pagos anticipados en todas las cuotas de capital que teníamos en el crédito sindicado”, subrayó el ejecutivo de Conconcreto.

Entre tanto, reveló que la compañía hoy tiene varios temas importantes en su agenda: uno de ellos es que, en común acuerdo con los bancos, se consiguió un acuerdo que permite preservar la liquidez para la seguridad de la compañía. Y otro es que se espera, para los próximos meses, llegar a un acuerdo que permita, por lo menos para el segundo semestre de 2020 y el primero de 2021, garantizar el funcionamiento de la compañía y el cumplimiento de sus obligaciones financieras.

Recomendado: Conconcreto negociará deudas y multas ante Covid-19; acogerá más ayudas

En cuanto al fallo de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), del 16 de junio de 2020, cuando salió un fallo de la SIC respecto a una presunta investigación sobre colusión en la construcción del tercer carril de la vía Bogotá-Girardot, de acuerdo con la información entregada por el presidente de Conconcreto, el fallo fue favorable para todas las compañías que estaban investigadas. 

Además, el superintendente delegado recomendó archivar el proceso, luego de casi tres años de investigaciones. “Es un fallo bastante limpio en el cual se deja por fuera cualquier posibilidad y duda respecto a que haya habido colusión en el proceso de licitación corta que tuvo este contrato, una iniciativa privada bajo la Ley de APP en Colombia”, precisó.

“No se encontraron méritos para sancionar por ninguno de los cargos. La decisión ratifica el compromiso transparente y competitivo de Conconcreto y en especial con el compromiso del desarrollo de la infraestructura del país”, añadió.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias