Siguen reacciones a renuncias en Juntas de EPM y Ruta N; hoy se conocerán nuevos miembros

La tensión en Medellín y Antioquia tras la ruptura entre el alcalde, Daniel Quintero, con las Juntas Directivas de EPM y Ruta N, las cuales tuvieron sendas renuncias esta semana, ha suscitado reacciones de los diferentes gremios y sectores empresariales de la ciudad, preocupados por la manera cómo se dieron estos sucesos en el marco de los gobiernos corporativos de ambas organizaciones.

Quintero anunció hoy que revelará a los integrantes de las nuevas Juntas de EPM y Ruta N en horas de la tarde.

El centro de pensamiento, Proantioquia, destacó que la reciente renuncia en la Junta de EPM se dio por falta de garantías para el ejercicio de su labor y el desconocimiento de buenas prácticas de gobierno corporativo por parte de su gerente y el alcalde de la ciudad, lo que se constituye en un hecho grave que rompe una larga tradición de respeto por las instituciones.

Así mismo, añade el comunicado que el desconocimiento de los asuntos de gobierno corporativo, de los roles y funciones de la junta y del convenio marco de gobernabilidad existente entre la Alcaldía y EPM, son hechos que socavan la confianza en las instituciones y en las personas, y se convierten en una preocupante señal que va en detrimento del buen gobierno que ha caracterizado a EPM.

En tanto, el Comité Intergremial de Antioquia, conformado por cinco cámaras de comercio y 29 gremios del departamento, señaló que decidió empezar la constitución de acciones de veeduría ciudadana ante esta situación.

“Es deber del sector empresarial como de todos los ciudadanos cuidar y proteger a EPM, y en tal sentido anunciaremos el compromiso de promover inmediatamente la constitución de un Comité Cívico que actuando como veeduría cuide celosamente los intereses de EPM que son los de Medellín, y Antioquia. Para que, en su actuar prevalezca el criterio técnico y la sensatez”, explicó el Comité.

También se pronunció la Andi, seccional Antioquia: “Es nuestro deber cívico invitarle a recomponer el gobierno corporativo de EPM y de Ruta N mediante un mecanismo que, dé tranquilidad por la independencia de sus miembros de la administración, la idoneidad técnica de los mismos y su probada solvencia ética, como es el mandato del convenio marco de relaciones entre el municipio de Medellín y Empresas Públicas de Medellín”.

Por su parte, la Lonja de Propiedad Raíz de Medellín y Antioquia lamentó la renuncia de los ocho integrantes de la Junta Directiva de EPM y afirmó que “se está desconociendo el modelo de gobierno corporativo al solicitar facultades al Concejo de Medellín, para ampliar el objeto social de la compañía y demandar a los constructores de Hidroituango, sin informar y analizar los riesgos previamente con su junta directiva. Esta situación no solo vulnera la institucionalidad, atenta contra la estabilidad de la empresa, sino que también va en detrimento de la confianza y la credibilidad que durante los últimos años hemos tenido en nuestros gobernantes, independiente de las afinidades políticas. Así mismo, mina la credibilidad en lo público”.

Respecto a la situación en Ruta N, también se pronunciaron mediante una carta, sus exdirectores: Fabio Andrés Montoya, Juan Pablo Ortega, Juan Camilo Quintero y Alejandro Franco, quienes dijeron que “nos preocupa la renuncia masiva de la Junta Directiva y que en menos de ocho meses cambie el liderazgo de la entidad a un tercer director. Preocupa que el alcalde esté imponiendo las decisiones sin consultar la Junta Directiva, máxime cuando es potestad de la misma determinar el cambio de su director. Como exdirectores de Ruta N, que hacemos parte de la historia de esta institución, queremos hacer un llamado para que esta estructura e independencia, se mantenga y se respeten los conductos regulares creados en un marco de buen gobierno corporativo”.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias