Fitch rebaja previsión de precios de largo plazo para petróleo y gas

Imagen de referencia. Foto: Tomada de Pixabay

La agencia Fitch Ratings reveló hoy que ha reducido sus supuestos de precios para 2022 y a largo plazo para el petróleo Brent y West Texas Intermediate (WTI) para reflejar las grandes capacidades de producción infrautilizadas, el período prolongado de alto inventario de petróleo causado por la pandemia de coronavirus, la caída de los costos unitarios upstream y la transición de energía a largo plazo.

La reducción de precios se produce a pesar de un desempeño mejor de lo esperado en lo que va de año debido a los recortes decisivos de producción por parte de la Opep+, las medidas de bloqueo relajadas y una recuperación económica que ha llevado a la firma a aumentar su supuesto de precios para 2020 a US$41 por barril.

Muchos países han suavizado las medidas de bloqueo nacionales relacionadas con una pandemia a pesar del número creciente de nuevos casos de coronavirus en algunos países.

“No asumimos una segunda ronda de bloqueos estrictos en el ámbito mundial y, por lo tanto, prevemos una recuperación de la demanda de petróleo que continúe en 2021”, dijo en su informe.

Una fuerte caída de la demanda en el segundo trimestre de 2020 fue parcialmente compensada por los recortes de producción de la Opep+.

El recorte inicial de 9,7 millones de barriles por día (mmb / d) en mayo y junio de 2020 se extendió hasta julio. En agosto, se redujo a 7,7 mmb / d, como estaba previsto. Está previsto que los recortes se reduzcan aún más a 5,8 mmb / d entre enero de 2021 y abril de 2022.

Este acuerdo, según Fitch, ha sido el principal impulsor de la estabilización del precio del petróleo, lo que significa que recortes o conflictos menores de lo esperado dentro del grupo ejercerían una nueva presión sobre los precios del petróleo, ya que los países de la del acuerdo tienen una gran capacidad de producción no utilizada.

Hoy, los precios del petróleo caen por temores de demanda global y altos inventarios y marcan niveles no vistos desde junio pasado.

En el caso de la producción de petróleo de EE. UU. dijo que se redujo a 10,5 mmb / d a mediados de junio desde 13,1 mmb / d a mediados de marzo, lo que también redujo la oferta mundial.

La industria del esquisto exhibió su considerable flexibilidad operativa y de capital al reducir la actividad y el gasto y cerrar temporalmente sus pozos para aliviar las presiones de suministro.

A mediano plazo, Fitch no espera que la producción general de EE. UU. se acerque a los niveles de principios de 2020, aunque las empresas mejor posicionadas volverán a un crecimiento de un solo dígito de bajo a medio.

Hemos reducido los supuestos del precio del petróleo Brent a US$50 por barril en 2022 debido a inventarios más altos, una dinámica de oferta y demanda frágil y la disminución de los precios del petróleo de equilibrio en todo el mundo”, explicó en su reporte.

Este último, junto con la transición energética, sustenta la reducción de su supuesto de precio Brent a largo plazo a US$53/b.

El sector petrolero mundial acumuló inventarios a una tasa de 6,4 mmb / d en el primer semestre de 2020, según la Administración de Información Energética de EE. UU.

Espera Fitch algunas reducciones de inventario en el segundo semestre de 2020 y en 2021. La transición energética baja en carbono también puede afectar los precios a largo plazo al reducir la demanda.

El momento en que la demanda de petróleo alcance su punto máximo se verá influido por los cambios en la regulación, los impuestos y la tecnología, que son difíciles de predecir, pero prevé Fitch que la transición energética reducirá materialmente las perspectivas de crecimiento del consumo de petróleo a partir de mediados de la década de 2020.

“Hemos reducido los precios del gas a US$4.5 por mil pies cúbicos (mcf) en 2022 y US$5 / mcf a largo plazo debido a las incertidumbres del crecimiento de la demanda, el aumento de los inventarios europeos de gas y la significativa disponibilidad de capacidades de licuefacción de gas natural (GNL). La utilización de la capacidad europea de almacenamiento de gas llegó al 91 % a finales de agosto de 2020, y esperamos que los grandes inventarios de gas ejerzan presión sobre los precios hasta al menos 2022”, agrega el reporte.

Considera la agencia que las capacidades de GNL estadounidenses no utilizadas y recién puestas en servicio afectarán los precios europeos a largo plazo, a menos que la demanda crezca en otras partes del mundo.

Un número récord de decisiones de inversión finales para nuevas plantas de GNL en 2019 (casi 10 mil millones de pies cúbicos por día) podría causar un exceso de suministro de GNL en 2024-2026, advirtió la agencia.

Sin embargo, dijo que no modificó los supuestos del precio del gas europeo para 2020, ya que el bajo consumo de gas ha sido más que compensado por menores entregas de gas por gasoductos desde Rusia, Argelia y Noruega, y por un menor suministro de GNL.

“Nuestros precios a mediano y largo plazo para Henry Hub no han cambiado y actualizamos el precio promedio de Henry Hub de 2020 a US$2.1 / mcf debido a fundamentos a corto plazo más favorables”, concluyó.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias