Afiliados a cajas de compensación en Colombia han bajado 6,04 % entre marzo y agosto

Desde que inició la pandemia, uno de los rubros en Colombia que vio afectados sus balances fue el de las cajas de compensación familiar, pues todas reportaron una reducción en sus afiliados a partir de marzo, mes en el que iniciaron los confinamientos en el país.

Según el más reciente balance de la Asociación de Cajas de Compensación Familiar en Colombia (Asocajas), cada uno de los departamentos en el país presento disminuciones en las afiliaciones que varían en un rango de -20,1 % para San Andrés y -1,8 % para Meta.

Al mirar la evaluación por mes (frente al mismo mes del año anterior), en marzo hubo una caída de 0,69 % a 9’489.361 afiliados; en abril la caída fue de 4,3 %; en mayo descendió 7,4 %; y en junio las cifras en rojo comenzaron a desacelerarse con una baja de 7,1 %; en julio volvieron a caer 7,3 % y en agosto se llegaron a 8’916.056 afiliados frente a los 9’632.990 del mismo mes de 2019, dejando una caída de 7,4 %.

Lo que muestra que entre marzo y agosto de 2020, meses que lleva el avance de la pandemia en Colombia, los afiliados a cajas de compensación en el país han caído 6,04 %.

Cabe resaltar que, a medida que se fueron relajando las medidas de prevención y reactivación de algunos sectores económicos, entre julio y agosto, se empezó a evidenciar una paulatina recuperación en el número de afiliados, pues se reportaron 33.000 afiliaciones adicionales.

Según el gremio, actualmente, el sistema cuenta con 8,8 millones de afiliados y beneficia a 20 millones de colombianos, de los cuales el 73,3 % tienen ingresos inferiores a dos salarios mínimos.

“Durante la pandemia, las cajas de compensación continuaron entregando la cuota monetaria a más de cinco millones de trabajadores cuyos ingresos están por debajo de 1,5 salarios mínimos, asignaciones que constituyen la tercera parte de la canasta familiar de estos hogares y que alcanzaron a septiembre de este año la suma de $1,7 billones. Asimismo, las cajas han garantizado la entrega de alimentos a 133.000 niños entre los cero y seis años, e implementaron jornadas escolares complementarias virtuales para 137.000 niños en áreas como la comprensión matemática, bilingüismo y comprensión de lectura”, manifestó la presidente de Asocajas, Adriana Guillén.

Y agregó que “además, entregaron subsidios de vivienda a más de 26.000 familias, con recursos que superan los $450.000 millones”.

Recomendado: Asocajas anuncia la activación de subsidios a los trabajadores cesantes por coronavirus en Colombia

Por otra parte, para mitigar los impactos del desempleo que desencadenó la pandemia, las cajas de compensación familiar desarrollaron e implementaron el mecanismo de emergencia al cesante, que consiste en un beneficio económico dirigido a las personas que tenían un empleo formal y lo perdieron en los últimos años.

A través de este mecanismo, las cajas destinaron algunos recursos, por casi $700.000 millones, para asignar auxilios de desempleo a personas que quedaron cesantes y que habían estado vinculadas por lo menos un año a las cajas de compensación, en los últimos cinco años.

“Todos estos beneficios que han recibido los colombianos evidencian que las prestaciones sociales y específicamente, lo beneficios del Sistema de Compensación Familiar contribuyen a mitigar la vulnerabilidad de los hogares ante la caída drástica de sus ingresos y actúan como estabilizadores automáticos para retener el consumo de los hogares y aliviar el desplome de la demanda agregada. En esos términos, como actores de la protección social, las Cajas de Compensación somos el aliado más importante de los colombianos durante la pandemia y seremos fundamentales para la reactivación económica de la mano de sectores como vivienda, turismo, recreación y salud, entre otros”, afirmó la presidente Ejecutiva de Asocajas.   

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias