Telefónica está dispuesta a ceder participación en grupo Prisa a un buen comprador

La empresa de telecomunicaciones, Telefónica, dio a conocer que está abierta a vender el 9,4 % que mantiene de participación en el grupo Prisa si se presenta una buena oferta de compra.

Según información de El Español, la compañía ya ha realizado algunas aproximaciones con potenciales interesados en este paquete en los últimos meses, pero sin llegar a acuerdos definitivos.

De acuerdo con fuentes del mercado, la operadora de telecomunicaciones quiere centrarse en sus negocios estratégicos y enfocados en mercados digitales, por lo que la participación que mantienen en Prisa no tiene mucha relación con su vocación de mantener inversiones que le aporten valor industrial.

Recomendado: Telefónica Brasil, TIM y Claro presentaron oferta para adquirir negocio móvil de Grupo Oi

Sin embargo, no ha resultado tan sencillo a la compañía encontrar a un buen ofertante, pues, por un lado, el actual precio de la acción es un freno para intentar sacar cualquier rentabilidad: al cierre del mercado del viernes la valoración en bolsa del grupo era de 360 millones de euros, lo que valora el paquete de Telefónica en poco menos de 35 millones de euros. Una acción que se ha hundido un 67 % en lo que va de año.

Telefónica, según El Español, no quiere vender a cualquier precio y aunque son conscientes de la realidad del mercado, esperan una oferta algo superior a lo que se está negociando en estos momentos.

Entre tanto, otra de las mayores razones por las que la empresa busca su salida de Prisa es netamente estratégica y política, ya que las presiones de Moncloa y del resto de accionistas del grupo como Santander (que tiene el 4,1 %) mantienen a la operadora en una situación compleja.

De acuerdo con el diario El Español, el último ejemplo de esta situación se vivió antes del verano. Amber Capital (dueño del 29 % de Prisa) apostó fuerte por forzar la salida del presidente Javier Monzón, aunque finalmente no lo logró principalmente por el frente que formaron Santander y Telefónica.

En los últimos meses se ha formado un frente para proteger la “españolidad” de Prisa ante la arremetida de los fondos de inversión. Sin ir más lejos, la semana pasada el fondo Melqart subió hasta el 4,1 % de participación en el grupo, al mismo nivel del Banco Santander.

Hay que decir que el actual presidente de la empresa, José María Álvarez Pallete, tiene un perfil más técnico que busca inversiones industriales que aporten valor a la compañía.

Cabe recordar que la historia reciente de Prisa con Telefónica se remonta a mayo de 2002 con la venta de la operadora de televisión de pago Vía Digital a Sogecable, la filial audiovisual de la editora de El País. Una historia de desencuentros que continuó en mayo de 2014 con la compra por Telefónica de Sogecable.

Una década después y sin lograr reducir su abultada deuda generada por la compra de Vía Digital, Telefónica rescataba a Prisa comprando su operadora de televisión de pago por 725 millones de euros, de la que mantenía el 22 % del capital.

Recomendado: Salida histórica de Telefónica y Bbva del índice EuroStoxx 50

Según El Español, el último gran movimiento se conoció en febrero de 2016, cuando la operadora hacía público que ejecutaba las acciones de derivados de Prisa que representaban el 8,7 % del capital. Con ello, la compañía pasaba de tener el 4,98 % al 13 %, porcentaje de participación que mantuvieron hasta la ampliación de capital de Prisa de 2018.

En esa oportunidad la operadora diluyó su participación en Prisa del 13,05 % al 9,44 % al no acudir a la ampliación de capital realizada por el grupo de medios de comunicación. En concreto, la operadora de telecomunicaciones conservó 52,7 millones de acciones de Prisa.

(Con información de El Español)

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias