Así respondieron las pymes en Colombia a crisis por el coronavirus

Foto: Tomada de Pixabay

La Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), el centro de estudios del Banco de la República, Bancóldex, el Fondo Nacional de Garantías (FNG) y el Banco Mundial entregaron los resultados de la gran encuesta de las pequeñas y medianas empresas en Colombia (GEP) conforme al ejercicio del primer semestre de 2020.

Especial énfasis hizo esta medición en las estrategias y herramientas que tuvieron que usar estas empresas para hacerle frente a la crisis por el coronavirus.

Los ahorros, dijeron las 1.957 empresas que fueron consultadas, fueron fundamentales para soportar parte del golpe por la recesión. Recursos que pudieron mantenerse a flote gracias a las medidas de liquidez que inyectaron tanto el Gobierno Nacional como el Banco de la República.

Recomendado: Negocios pequeños y tiendas pueden tramitar un datáfono en 48 horas

El 64 % de las compañías medianas en Colombia utilizó el efectivo de caja para enfrentar la coyuntura económica que trajo el coronavirus. El dato se reduce al 54 % cuando se trata de las pequeñas empresas.

Un 41 % de las firmas de tamaño mediano dijo haber renegociado sus contratos con proveedores; 39 % fue el resultado para las firmas más pequeñas que hicieron parte de la muestra.

Otra de las soluciones para mejorar la carga prestacional de las pymes giró en torno a hacer cambios sustanciales en materia de empleo. Por ejemplo, el 55 % de las pymes en industria disminuyó la jornada laboral. El 50 % de las empresas en comercio llevó a cabo ese mismo plan.

El dato preocupante es que el 45 % de las unidades productivas industriales recortó puestos de trabajo, dato que se reduce al 38 % para las empresas en servicios y comercio.

La transformación laboral también supuso cambios sustanciales en las modalidades de trabajo. El 44 % de las pymes ancladas a industria desempeñó funciones en tiempo compartido: presencial y teletrabajo. El sector de servicios lo hizo en un 60 %, mientras que en comercio el dato fue del 51 %.

“Los resultados de la lectura del primer semestre de 2020 de la GEP reflejaron un significativo deterioro en la percepción de los empresarios acerca de la evolución de sus negocios y la demanda durante la primera mitad del año, lo que implicó un cambio radical en la tendencia de recuperación que se evidenciaba en años anteriores. Ese comportamiento desfavorable se explica por el choque ocasionado por el Covid-19”, dice el documento.

Adicionalmente, las pymes tuvieron que ir por créditos para respaldar su ejercicio y afectar, en la menor medida de lo posible, los ahorros que se tenían antes de la aparición de la pandemia.

De acuerdo con la encuesta, la gran mayoría de las empresas, al cierre del primer semestre, no tuvo que solicitar créditos: 56 % industria, 49 % comercio y 44 % servicios.

Lea también: Anif: No habrá presiones al alza en inflación de Colombia para el resto de 2020

Pero aquellas firmas que sí lo hicieron tuvieron que dirigirse a entidades privadas y en menor medida a créditos especiales otorgados por instituciones públicas. En ese caso, 15 % de las empresas en industria ejecutó esa ayuda, misma cifra en comercio; para servicios el dato subió al 24 %.

“En lo referente al uso de los recursos obtenidos a través de nuevas modalidades de crédito, se encontró que una buena parte se destinó al pago de: proveedores (35 % industria, 40 % comercio y 33 % servicios), nómina (28 % industria, 40 % comercio y 33 % servicios) y seguridad social (20 % industria, 28 % comercio y 32 % servicios)”, concluye el informe.

  

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias