En los últimos ocho meses de 2020 incrementó 30% el consumo de leche en Colombia

En los últimos ocho meses de 2020 incrementó 30% el consumo de leche en Colombia

En los últimos ocho meses de 2020, el consumo de leche líquida incrementó un 30 % mientras que los derivados lácteos tuvieron menor demanda de acuerdo con datos de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán.

En este sentido, las empresas productoras realizaron ajustes en los tamaños de sus productos como resultado de la preferencia por la presentación familiar del yogurt o kumis por encima de los productos listos para el consumo.

Nelson Molano, gerente general de Pomar, explicó que “la pandemia por la Covid-19 trajo cambios significativos para los consumidores. Si bien mantuvieron sus preferencias, en algunas categorías en otras fueron más selectivos y buscaron aquellas opciones que se adecuaron a sus necesidades en salud, nutrición y precio”.

Recomendado: Alquería busca doblar el ingreso neto de pequeños lecheros

Añadió que la leche ha tenido un papel protagónico por décadas en la dieta de los colombianos por ser un alimento necesario en la canasta familiar con datos de consumo que mejoran año tras año. “En Colombia, según Asoleche, el consumo per cápita anual de leche se ha mantenido estable alrededor de los 145 litros. Esto se debe a la disponibilidad del alimento a precios asequibles y a que se puede consumir de diferentes formas: cafés, chocolates, con cereales, en jugos, entre otras combinaciones”, destacó el empresario.

De otro lado, las bebidas vegetales también ganaron terreno en la pandemia, según la consultora Euromonitor, este es un mercado en ascenso que se prevé crecerá a un índice anual promedio de 11,2 % en valor hasta 2024 en América del sur.

Las ventas online también crecieron, pues de acuerdo con un estudio reciente de Brandstart en 2020, el 48 % de las personas tomó la decisión de hacer sus compras por internet en los últimos tres meses. En ese sentido, la compañía lechera de Cundinamarca fortaleció su presencia en este canal en el que ha tenido un crecimiento del 1.000 % comparado con 2019.

Recomendado: Hogares de Colombia continúan prefiriendo marcas locales

Por otro lado, gracias al panorama positivo, El Pomar decidió diseñar una estrategia de tiendas ocultas en Bogotá, Cali y Medellín que también cumple el principio de ventas online y entregas a domicilio por medio de plataformas como Rappi, I-Food y Cornershop.

“Los pedidos a domicilio y venta de e-commerce ganaron la confianza del consumidor y han crecido de manera exponencial, por facilidad de compra al evitar las filas y desplazamientos. Sin embargo; esta modalidad no reemplazará las tiendas de barrio, debido a que seguirá siendo el canal más importante de distribución en el país”, concluyó Molano.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias