Las mil fortunas más grandes del mundo ya recuperaron lo perdido por el coronavirus  

Oxfam, organización no gubernamental anclada a la Universidad de Oxford, entregó un nuevo informe sobre la desigualdad económica causada por la pandemia del coronavirus.  

De acuerdo con el análisis, en tan solo nueves meses las mil mayores fortunas del mundo recuperaron sus niveles de prepandemia.  

-Publicidad-

Mientras que las personas y los hogares más pobres van a tener que esperar hasta 10 años para alcanzar su poder adquisitivo y calidad de vida de antes de la aparición del coronavirus.  

Explica Oxfam que, con lo que ganaron los 10.000 millonarios del mundo, desde el inicio de la crisis, se podrían garantizar los recursos para que nadie cayera en pobreza por culpa del Covid-19.  

De hecho, esos recursos serían suficientes para pagar las vacunas que necesita el Planeta para inmunizar a la población existente.  

El estudio da cuenta de que, con los resultados financieros de Amazon, con corte a septiembre del año pasado, Jeff Bezos pudo haberle pagado a cada uno de sus 876.000 empleados un bono de US$105.000.  

Y le hubiera quedado el dinero suficiente como para pelear, con Bill Gates y Elon Musk, por el título de la persona más rica del mundo.  

Explica entonces el análisis que el número total de ciudadanos en situación de pobreza podría haber incrementado entre 200 y 500 millones de personas más en 2020, a causa del coronavirus.  

Oxfam también encontró que “las mujeres están sobrerrepresentadas en los sectores económicos más afectados por la pandemia”.  

Estima Oxfam que, si la presencia de hombres y mujeres en esos segmentos fuera equitativa, 112 millones de mujeres dejarían de tener un riesgo elevado de perder sus ingresos o empleos. 

Lo anterior lo complementa el organismo con una encuesta realizada a 295 economistas de 79 países.  

En la medición se tuvo en cuenta la opinión de economistas como Jayati Ghosh, Jeffrey Sachs y Gabriel Zucman. 

“El 87 % de los medidos prevé que la desigualdad de ingresos aumente, o aumente mucho, en sus respectivos países como consecuencia de la pandemia”. 

Así mismo, más de la mitad de los economistas consultados cre que es probable o muy probable que la desigualdad de género “aumente, y más de dos tercios de ellos piensa lo mismo respecto a la desigualdad racial”.  

De esta manera, Oxfam se suma al llamado de multilaterales para que las reformas que enfrenten los países más golpeados por la pandemia atiendan cambios estructurales.  

Se necesitan pues cambios que no profundicen la desigualdad, mejoren las oportunidades de ingreso de los hogares y aboguen por la creación de puestos formales de trabajo. 

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias
- Publicidad -