J.P.Morgan aumentó previsión en precio del barril de petróleo para 2021-22 

J.P.Morgan aumentó previsión en precio del barril de petróleo para 2021-22 
JP Morgan / Reuters

Por cuenta de una mayor demanda del petróleo, que se desprende de una reactivación económica en el grueso de Europa y América, J.P.Morgan aumentó su previsión en el precio del barril de petróleo Brent para 2021 y 2022.   

La firma ahora ve que el barril podría tener un valor cercano a los US$64 por barril, frente a los US$61 que pronosticaba en su previsión anterior.  

J.P.Morgan espera entonces que el crudo siga siendo demandado en lo corrido del año y, de todas maneras, están a la espera de si la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados (Opep+) acuerda aumentar la producción.  

Hay que recordar que ese organismo estaría estudiando la posibilidad de abrir el grifo en 500.000 barriles promedio al día.  

La idea es regular el precio en vista de que la demanda del material ha sido más alta de lo presupuestado.  

Aunque en este punto el equipo de materias primas de J.P.Morgan pide a la Opep+ tomarse un tiempo prudente para tomar una decisión en ese sentido.  

“La Opep+ debería permanecer disciplinada y esperar la confirmación de que la demanda se ha recuperado por completo (probablemente a principios de 2022) para finalmente aumentar la producción nuevamente”, se lee en el análisis.  

Con base en ello, y esperando que la normalización sea un hecho de cara al próximo año, J.P.Morgan también mejoró su expectativa de precios del petróleo para 2022. 

Esa firma ahora espera que el barril valga US$72 y no los US$66 que había mencionado en su anterior análisis.  

Y es que justamente J.P.Morgan ya ve un año de normalidad económica para el sector petrolero durante el próximo año, la demanda incluso volverá a niveles de prepandemia.  

Finalmente, son tres los riesgos que ve la compañía sobre los cuales los protagonistas del sector petrolero deberán prestar cuidado durante 2021.  

En primer lugar, disciplina de los productores. En segundo, la sobreestimación de la inflación de costos en los operadores estadounidenses. Y, finalmente, “la subestimación de la productividad de los pozos (especialmente en Permian, entre Texas y Nuevo México, Estados Unidos)”.  

Por lo demás, el Brent de las últimas semanas se ha movido entre los US$64 y los US$66, alcanzando máximos no vistos hace un año.  

Lo anterior, incluso con conexiones aéreas de pasajeros que se han cancelado desde y hacia los países foco de las nuevas cepas de coronavirus: Reino Unido, Brasil y Sudáfrica. 

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias