Aeropuerto El Dorado trabaja con DTN para instalar el sistema de alerta meteorológica

Aeropuerto El Dorado de Bogota. Foto: Aerocivil

El Aeropuerto El Dorado se convertirá en el primero de América del Sur en contar con un sistema de vanguardia de alerta de cizalladura de viento.

El segundo aeropuerto más importante de América del Sur con un tráfico de 35 millones de pasajeros, nombró recientemente a DTN, una compañía líder en datos, analíticas y tecnología, como su socio meteorológico para las operaciones seguras del aeropuerto.

El terminal aéreo estará equipado con la Meta Consola Lidar Sistema de Alerta de Viento (Liwas, por sus iniciales en inglés), de propiedad de DTN, una solución de estado del arte para el rastreo de vientos peligrosos que pueden amenazar la vida de las personas y la seguridad de las aeronaves. Para más información, lea la sección de Infraestructura.

El sistema viene para integrarse totalmente con los sistemas de observación automáticos que tiene actualmente el aeropuerto, como resultado de una de las más completas soluciones meteorológicas para cualquier aeropuerto del mundo.

Recomendado: Tráfico aéreo de pasajeros se deteriora por debilidad doméstica: Iata

“Para la Aerocivil, el Aeropuerto El Dorado no solo es un referente para Colombia, sino también lo es para todo Suramérica”, indicó Alejandro Reina, coordinador general de sistemas meteorológicos para la Aerocivil.

“El aeropuerto El Dorado debe usar los sistemas más avanzados en el sentido de ofrecer la máxima seguridad y confianza para sus pasajeros cumpliendo escrupulosamente con las recomendaciones de la Organización Internacional de la Aviación Civil”, agregó.

El aeropuerto de la capital colombiana es el segundo más grande de Suramérica con un tráfico de más de 35 millones de pasajeros que dependen de un viaje seguro a través del centro internacional cada año. Este es el primer aeropuerto de Suramérica que invierte en este sistema avanzado, el cual entrega los datos más avanzados de la meteorología para apoyar a los pilotos y ayudarles a detectar y evitar rápidamente los cambios volátiles y peligrosos del viento.

En DTN estamos comprometidos con proveer nuestros conocimientos a aquellos que alimentan, estimulan y protegen nuestro mundo”, dijo Marc Chesover, presidente de DTN.

“La selección de la Aerocivil de DTN como su socio para el Aeropuerto Internacional El Dorado significa un compromiso de asegurar el acceso a la mejor tecnología climática disponible”, aseveró.

La cizalladura se clasifica como un cambio súbito en la dirección o velocidad del viento que posee un peligro mayor para los aviones durante la fase de despegue y aterrizaje ya que permite muy poco margen de tiempo para maniobrar.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias