NFT: ¿por qué alguien pagó más de $2.000 millones por un meme?

El NFT del Nyan Cat original se subastó en US$580.000, es decir más de $2.000 millones.

Los NFT (Non Fungible Tokens o Fichas No Intercambiables) son fichas creadas mediante criptografía para demostrar la validez y propiedad de un objeto. Generalmente son certificados de comercialización de obras de arte digitales.

Consulte más información internacional

Sus transacciones se triplicaron en 2020 y alcanzaron más de US$250 millones. Así lo reportó el reporte anual del 2020 de NonFungible y L’Atelier.

Un ejemplo de una transacción de un NFT es la venta de una compilación de mejores jugadas de la NBA de Estados Unidos por Dapper Lab, que se subastó en US$1,05 millones.

Otro es el collage Everydays: The First 5000 Days, una imagen digital del artista Mike Winkelmann que se vendió por US$69,3 millones en una subasta de alta gama.

Desde que se creó el gif de Nyan Cat una década atrás, este se vio y se compartió millones de veces. Al existir una versión única del meme como un NFT para subasta, comenzó una guerra de ofertas y se vendió por alrededor de US$580.000 dólares.

El tenedor del NFT de Nyan Cat certifica que posee la emisión única y original del meme.

La idea de escasez es la que hace a los NFT tan atractiva para coleccionistas y especuladores. Cada NFT es único y su valor se deriva de unas características que lo hacen único. 

No es muy diferente a un boceto en un lienzo: si el garabato es suyo, adquiere unas características únicas probablemente solo aprecie su familia. Sin embargo, si lo hubiera pintado Edward Hopper o Pablo Picasso, es factible que se convierta en un activo financieramente viable.

Destacado: ¿Hasta dónde subirá el precio del bitcoin en 2021?

Esto sucede cuando muchas ediciones de un coleccionable digital se crean a voluntad de los compradores, disponibles solo en un corto periodo. Es decir que la escasez en este caso no está definida por un número de ediciones predeterminado, sino por el tiempo disponible para la compra del activo.

La procedencia es importante: no todos los activos se aprecian de la misma manera. Activos de gran calidad y de clara procedencia tienden a depreciarse menos. En una buena colección, algunas piezas podrían apreciarse rápido, mientras las otras mantienen su valor.

Respecto a la premisa de que los NFT son inútiles, estos contribuyeron a monetizar el arte digital. Este ya tiene cierto renombre dentro del mundo del arte. Incluso, el Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou de París ha organizado exposiciones de arte digital.

Algunos se preguntan por la facilidad para falsificar los NFT. Los compradores pueden confiar en que su creación está acompañada de blockchain. Este mecanismo que se utiliza como testigo de transacciones en criptodivisas asegura que cada NFT es 100 % auténtico.

Con información de Fast Company

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias