Covid-19 amenaza elección de la Convención Constituyente en Chile

Covid-19 amenaza elección de la Convención Constituyente en Chile
FOTO: Pixabay

La elección de la Convención Constituyente de Chile que estaba programada para este diez y 11 de abril quedó en riesgo por el repunte de contagios de Covid-19 que vive el país, que tiene a algunas ciudades, de nuevo, en confinamiento.

El Gobierno de Sebastián Piñera pidió correr esa fecha para los días 13 y 14 de mayo, con la esperanza de que para ese momento los indicadores de la pandemia estén más controlados.

El aplazamiento de la jornada de la Convención Constituyente de Chile fue aprobada por el Congreso, legislativo que tuvo en cuenta la difícil situación de salud pública de las urbes. Sin embargo, esa determinación hace tambalear todo un calendario democrático nacional.

Recomendado: Banco Central de Chile proyecta crecimiento del 7 %; inflación sería del 4 %

Y es que el proceso para el cambio de la carta magna de ese país comenzó a agendarse desde noviembre de 2019, pero la Covid-19 amenazó las convocatorias a las urnas para ese fin.

La elección de la Convención Constituyente de Chile a desarrollarse en las próximas semanas busca definir quiénes participarán en la redacción de la nueva Constitución, tal como lo pidió la ciudadanía en el Plebiscito del 25 de octubre de 2020, que tuvo un cambio de fecha por la pandemia.

En la jornada se definirán sus 155 integrantes, quienes tendrán nueve meses a partir de su elección para presentar un nuevo texto constitucional. Así las cosas, mover la fecha de los comicios un mes también implica un aplazamiento en el calendario del proyecto constitucional.

Entérese de la información internacional en Valora Analitik

Vale anotar que ese lapso de nueve meses puede ampliarse por tres meses. El país proyecta que se estaría realizando un nuevo Plebiscito para aprobar o rechazar la Constitución a mediados de 2022.

Los cambios en el calendario del proceso constitucional ponen a prueba la institucionalidad del país y abren un debate entre democracia y medidas de bioseguridad por la Covid-19.

Pero la situación de salud pública se tornó crítica en los últimos días con una nueva ola de contagios que obligó a confinar al 70 % de la población entre marzo y abril para frenar la aparición nuevos casos.

Todo esto, en un contexto en el que Chile es líder en Suramérica en el avance de la vacunación por millón de habitantes. La nación ha aplicado más de 10 millones de dosis de la inmunización a alrededor de 6,7 millones de personas.

Es decir: casi la tercera parte de la población, estimada en 18,9 millones de ciudadanos, ya ha tenido acceso a la inoculación contra la Covid-19.

El Gobierno proyecta que para el segundo fin de semana de mayo pueda desarrollarse la jornada de la Convención Constituyente, con protocolos de bioseguridad extremos ante el riesgo de la pandemia.

Pero la enfermedad sigue siendo impredecible, mientras que los indicadores políticos y económicos del país dependen de que cese la crisis de salud pública.

No hay que olvidar que en 2020 países como Bolivia tuvieron que efectuar dos aplazamientos a los comicios por el virus. Lo mismo sucedió en una ocasión con Chile y en 2021 comienza a repetirse la historia: la Covid-19 pone en riesgo la agenda democrática del país.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias