Mercados emergentes, en punto decisivo sobre tasas: BNP Paribas

Freepik

La política monetaria de los mercados emergentes se encuentra en un punto decisivo, indicó un informe económico de BNP Paribas.

La inflación global y las tasas reales en alza en Estados Unidos están presionando a los mercados locales, dice el informe económico. “Mantenemos nuestras posiciones de pagadores, especialmente en mercados de poco rendimiento. Creemos que la liquidación de las tasas subyacentes crea oportunidades tácticas en el extremo corto de la curva, donde los precios de los incrementos de las tasas parecen exagerados (por ejemplo: Sudáfrica y México”, señala el grupo financiero. Vea más información en Macroeconomía.

Los mercados emergentes abren la temporada de aumento de tasas; después del ciclo de recorte mundial de tasas del año pasado, los bancos centrales de los mercados desarrollados prometen mantener las tasas en niveles bajos por mucho tiempo, pero en los mercados emergentes los bancos centrales ya están aplicando aumentos.

Entre los tres motivos principales por los cuales en los mercados emergentes las tasas de intervención subirán mucho antes que en los mercados desarrollados se encuentran:

  • Presión de los precios de los productos básicos: los alimentos representan una parte más grande de la cesta del IPC que en los mercados desarrollados, por lo que el aumento de los precios internacionales de los alimentos estimula más la inflación en los mercados emergentes.

Recomendado: BanRep mantuvo tasa del 1,75 % en Colombia; hay mejora en pronóstico del PIB de 2021 

  • Credibilidad: las expectativas de inflación están menos ancladas en los mercados emergentes, por lo cual, sus bancos centrales suelen aplicar aumentos para evitar que se dispare la inflación general, lo que contamina las expectativas.
  • Distintas funciones de reacción: bancos centrales como la Reserva Federal de Estados Unidos han cambiado su estrategia para adoptar un objetivo de inflación flexible promedio, haciéndose así asimétricamente dóciles. Por el contrario, los bancos centrales de los mercados emergentes han mantenido un objetivo tradicional.

Panorama de inflación

En los mercados emergentes la inflación sorprendió al alza en los últimos meses, -en particular los precios de las mercancías-, lo que refleja una combinación de demanda nacional resiliente porque los esquemas fiscales duran más de lo previsto, monedas más débiles de lo previsto y, lo más grave, precios incrementados de alimentos y combustibles pisándole los talones al aumento de los precios de los productos básicos.

Para BNP Paribas, los precios de los productos básicos son un arma de doble filo: los términos de comercio de los mercados emergentes se benefician en general de unos precios más altos de los productos básicos.

Sin embargo, las implicaciones inflacionarias también pueden ser significativas y los precios de los productos básicos han subido considerablemente en líneas generales en los últimos meses.

Los alimentos representan una parte importante de la cesta del IPC en los mercados emergentes, un promedio del 26% en comparación con apenas el 16% en los mercados desarrollados principales y, por lo tanto, la inflación general está aumentando más en los mercados emergentes que en los mercados desarrollados.

También persiste el riesgo de nerviosismo por la transición a las expectativas.   Siendo parte de su rutina diaria, los persistentes aumentos de los precios de los abarrotes visibles pueden aumentar las expectativas de inflación entre los consumidores.

La mayor preocupación entre los legisladores de los mercados emergentes es que esto podría desanclar las expectativas, ejerciendo una presión alcista sobre los precios de los servicios. Esto podría hacer que las presiones se compliquen, lo que sería una novedad desagradable si se tiene en cuenta que varios bancos centrales han tenido avances visibles en los últimos años para reducir las expectativas de inflación, llevándolas cerca de los objetivos centrales oficiales.

“En total, aunque seguimos observando que la inflación de los mercados emergentes sigue bastante contenida por los estándares históricos de los mercados emergentes, vemos que hay espacio para un aumento a corto plazo en la mayoría de ellos, particularmente para mediados de 2021, debido a la flexibilización relativamente coordinada de los confinamientos en Europa y la economía estadounidense que posiblemente se sume a las presiones inflacionarias globales de los precios de los productos transables”, explica.

Con la suavización a la larga de los problemas de oferta, el endurecimiento fiscal y entre las cicatrices económicas que han dejado las recesiones por la pandemia, “estimamos que con el tiempo la inflación nacional se regulará en la mayoría de los mercados emergentes. Sin embargo, algunos bancos centrales de los mercados emergentes no querrán esperar tanto”, indica.

En opinión de BNP Paribas, entre los países que empezarán a tomar decisiones se incluyen Brasil y Rusia, que ya empezaron a aumentar sus tasas, además de Chile y Hungría, “que esperamos que endurezcan la política más adelante este mismo año”.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias