Gerente BanRep se refiere a eventual préstamo directo al Gobierno; estas serán las pérdidas en 2021

Gerente BanRep se refiere a eventual préstamo directo al Gobierno; estas serán las pérdidas en 2021
Leonardo Villar, gerente del Banco de la República de Colombia

Ante la Comisión Tercera del Senado de la República, el gerente del Banco de la República, Leonardo Villar, entregó el informe de gestión del emisor en el marco de la pandemia.

Explicó Villar que el ejercicio del Banco se centró en complementar la política contracíclica fiscal del Gobierno y mantener estable al sistema financiero.

Añadió el gerente que este ejercicio fue significativamente retador por cuenta de las condiciones externas y las medidas de restricción que se tomaron para detener la expansión del Covid-19.

“Las medidas lograron mitigar los efectos de la crisis y contribuyen a que la reactivación económica sea una realidad para Colombia”, añadió Villar.

Sobre las críticas de gestión que dan cuenta de que el Banco de la República no hizo lo suficiente en materia de emisión de dinero, Villar contestó a las declaraciones que han entregado el senador Gustavo Petro y el expresidente César Gaviria.

Explicó Villar que el Banco emitió con fuerza en el marco de la pandemia, pero la cantidad emitida fue acorde a la base monetaria que se multiplica a través del sistema financiero. “La emisión primaria se hizo de manera extraordinaria en montos gigantescos durante el año pasado”.

Agregó el gerente que “la emisión hecha entre febrero y diciembre de 2020 equivalió a $31 billones. Se hizo por distintos mecanismos, pero entre ellos aparece la compra de títulos públicos y privados”, añadió Villar.

Agregó que, a ese mecanismo, el Banco añadió una fuerte baja en las tasas de interés desde el 4,25 % en marzo del 2020 al actual 1,75 %. “La confianza en el Banco de la República que nos permitió bajar las tasas de interés para estimular la liquidez en Colombia”.

De otro lado, el gerente del Banco de la República se refirió a los principales indicadores de actividad económica para Colombia y aseguró que el país se mantiene en la senda de recuperación, incluso con las nuevas olas de Covid-19.

“El crecimiento económico se estima alrededor de 5,2 % en 2021 de acuerdo con lo divulgado por la Junta Directiva del Banco de la República de finales de marzo”, añadió Villar.

Sin embargo, habrá que tener en cuenta la evolución de la pandemia y los riesgos entorno a los mercados internacionales.

Sobre las nuevas proyecciones económicas del Banco de la República, Villar confirmó que la próxima semana, después de la Junta de fin de mes, se dará a conocer la actualización de esas previsiones.

En el marco internacional, Villar dijo que habrá que seguir de cerca el comportamiento de datos de inflación en países como Estados Unidos y las expectativas de alzas de tasas más tempranas a lo previsto.

Reiteró Villar que las expectativas de inflación para el caso colombiano apuntan a una convergencia gradual hacia la meta del 3 %, por lo que también se ha podido tener espacio para una política monetaria expansiva.

Utilidades en perspectiva

El gerente del Banco de la República se refirió a las utilidades de 2020, que alcanzaron un histórico de $7,4 billones. “Estas utilidades respondieron a condiciones excepcionales del año pasado”, explicó Villar.

Añadió el gerente que la proyección de utilidades “presentada en nuestro informe para el año 2021 es negativa en $122.000 millones. Obviamente haremos todos los esfuerzos a nuestro alcance para mejorar este resultado”.

La cifra de pérdidas coincide con el plan financiero presentado por el Gobierno Nacional.

Recordó Villar que el valor de utilidades entregadas al Gobierno en marzo de 2020 fue de $6,9 billones y de $6,6 billones en 2021. “No es prudente esperar ningún monto de utilidades entregables en 2022”.

Finalmente, el gerente habló sobre la posibilidad de que el Gobierno entregue un crédito directo al Gobierno y recordó que no se tomó ni se ha tomado esa decisión porque el país no ha llegado a esa condición extrema.

Explicó el gerente que la decisión de entregar un crédito directo al Gobierno fue ampliamente discutida en 1991. La decisión final fue dejarla abierta sujeta a condición de unanimidad de los miembros de la Junta Directiva y para condiciones extraordinarias.

“Ello podría ocurrir si el país perdiera la credibilidad para acceder a financiamiento y la única opción fuera la de acudir al Banco de la República, por eso en su momento quedó abierta esa posibilidad. Esa condición no es la actual, el Gobierno ha sido tremendamente exitoso en la consecución de ingentes recursos de financiamiento”, aseguró Villar.

El gerente concluyó diciendo que “ningún país avanzando del mundo ha utilizado el crédito directo del banco central como método de financiamiento ante la crisis”.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias