¿Qué pasa si Colombia pierde el grado de inversión en calificadoras?

¿Qué pasa si Colombia pierde el grado de inversión en calificadoras?
Foto: Life afar

Uno de los efectos constantes que suele escucharse sobre la caída del proyecto de reforma tributaria tiene que ver con el coletazo en materia de credibilidad financiera internacional.

El Gobierno, analistas y hasta el gerente del Banco de la República han sido constantes en advertir que se necesita mantener una política fiscal sólida y estructural para atender las urgencias en materia de manejo de la deuda.

Bajo ese escenario, calificadoras y analistas como JPMorgan han dicho que el panorama fiscal parece poner de manifiesto un aumento en el riesgo de la pérdida de calificación soberana para Colombia.

Lo anterior se traduce de la siguiente manera: si Colombia pierde el grado de inversión, habría un encarecimiento de la deuda.

Para ponerlo en un escenario más cercano, la pérdida del grado de inversión quiere decir, para los inversionistas internacionales, que Colombia no tiene la capacidad para cumplir con sus obligaciones y por eso no habría confianza en materia de estabilidad financiera y jurídica.

Esto se traduce en, básicamente, un incremento en los intereses de la deuda del país ante el sistema financiero internacional.

Lea también: Gerente BanRep advierte riesgo de pérdida de grado de inversión para Colombia

Leonardo Villar, gerente del Banco de la República, ha manifestado en varios escenarios que ese no sería el único efecto de una pérdida del grado de inversión. También se debe tener en cuenta un escenario macroeconómico que vuelve más complejo que el emisor tenga la posibilidad de ayudar a la reactivación a través de la política monetaria.

Lo anterior sumado a que, según lo dijo en su momento el exministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, Colombia estaría de frente a la posibilidad de alejar la inversión extranjera.

¿Qué tan probable es?

De momento las agencias calificadoras hicieron advertencias ante la decisión de retirar el proyecto de reforma tributaria: no hay certeza de que Colombia tenga cómo garantizar una estabilización de la deuda.

Y es que Fitch Ratings, Moody’s, S&P Global Ratings y JPMorgan manifiestan su preocupación porque el país no garantice los ingresos permanentes para solventar parte de la deuda y mantener las transferencias a los más afectados por la pandemia.

Sugieren las calificadoras que Colombia cuente con un plan que pueda solventar la necesidad de tener un recaudo cercano al 1,4 % del PIB.

De momento, las perspectivas de las calificadoras dan cuenta de que ese recaudo no sería mayor al 1,1 %, pero habrá que esperar a que el nuevo ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, logre consolidar un nuevo proyecto de reforma tributaria.

Justamente en sus primeras declaraciones como ministro, Restrepo aseguró que buscará proponer una reforma tributaria, consensuada, que busque conseguir 1,4 % del PIB (unos $14 billones.

De darse ese escenario, la propuesta de reforma tributaria se parecería más a lo que esperan calificadoras y agentes externos.

De momento, analistas, calificadoras, Congreso y organismos multilaterales esperan conocer el proyecto de reforma que recoja las opiniones de sectores del legislativo, empresarios y ciudadanos que se opusieron a la primera iniciativa.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias