Así está el panorama de abastecimiento de alimentos en Colombia

Foto: Pixabay

El paro nacional que completa una semana en Colombia ha hecho que gremios agricultores hagan un llamado para que se flexibilicen las restricciones que impiden el paso de alimentos en algunas zonas del país.

Jorge Bedoya, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), dijo que, desde el gremio entienden las motivaciones de las manifestaciones sociales pacíficas, pero pidió conciencia por la afectación que llega por la imposibilidad de transportar alimentos.

-Publicidad-

“Los responsables de los bloqueos son responsables de que cientos de miles de hogares se queden sin comida y miles de productores sin trabajo”, manifestó Bedoya.

Lo anterior teniendo en cuenta que, solo para poner un punto de magnitud, se necesitan vías abiertas para el transporte de leche en Colombia.

Datos de Asoleche dan cuenta de que se necesita garantizar la apertura de vías para el transporte de, al día, cuatro millones de litros de leche en Colombia.

Recomendado: Gobierno de Colombia anuncia diálogo con promotores del Paro Nacional

Datos de la Gobernación de Cundinamarca dan cuenta de que en el departamento hay, de momento, 450.000 litros de leche represada en vías de la región.

Nicolás García, gobernador de Cundinamarca, pidió que, en el marco de las manifestaciones sociales pacíficas, “se permita el paso de vacunas, medicamentos y alimentos”, explicó el mandatario.

El llamado se suma al hecho por Juan Guillermo Zuluaga, gobernador del Meta, quien dio a conocer que, por cuenta de los bloqueos, transportadores tuvieron que botar 7.000 litros del alimento.

“Meta produce cerca de 700.000 litros de leche al día, de los cuales 200.000 se acopian para la industria”, complementó el gobernador del Meta.

Al gremio lechero se suma el llamado de la Federación Nacional de Avicultores Colombianos (Fenavi), que pidió tener en cuenta que no se han podido entregar hasta 12 millones de huevos y 60 millones de aves están en riesgo de morir.

Otros efectos

Desde la Central de Abasto de Bogotá, una de las más grandes del país, se han reportado algunos incrementos en los precios de ciertos alimentos.

En una semana, por ejemplo, la canastilla de 22 kilos de mandarina pasó de valer $75.000 a cerca de $80.000. El bulto de 50 kilos de zanahoria pasó de $110.000 a $120.000.

Así mismo, productos como la canasta de granadilla de 15 kilos subió desde $50.000 hasta $60.000.

Frente a alimentos básicos como la papa, se espera que la circulación se mantenga constante, toda vez que, al día, ingresan hasta 10.000 toneladas del alimento a Corabastos.

Sobre los productos que bajan de precio, Corabastos dio a conocer que se encuentra la cebolla, la espinaca y la arveja verde; y que el maíz, el frijol, las lentejas y garbanzos se mantienen intactos ante los problemas de movilidad.

Rodolfo Zea, ministro de Agricultura de Colombia, explicó que el Gobierno mantiene los planes para garantizar el abastecimiento en el país.

“Necesitamos garantizar el transporte de 1.700 vehículos que están represados y, de esta manera, trabajar por la seguridad alimentaria de los colombinos”, explicó Zea.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias
- Publicidad -