Atención | S&P rebajó calificación de Colombia y perdió grado de inversión

Foto: Archivo Valora Analitik

La agencia calificadora de riesgo S&P Global Ratings rebajó la calificación de Colombia de BBB- a BB+ y puso al país debajo del grado de inversión.

Esta es la primera de las tres grandes calificadoras del mundo que le quita el grado de inversión a Colombia.

“La perspectiva estable también incorpora nuestra expectativa de una solución institucional a los recientes y significativos disturbios sociales, que resultarían en perspectivas de estabilidad política e institucional para el mediano y largo plazo”, detalló la calificadora.

Entérese de la actualidad Internacional en Valora Analitik

S&P consideró que las calificaciones para Colombia podrían bajar entre los próximos 12 y 18 meses si factores como los daños de la pandemia o desafíos externos impiden que la economía del país se recupere en 2021.

Entre tanto, resaltó que un escenario al alza se daría si se presenta un crecimiento económico más rápido de lo esperado, acompañado de medidas fiscales que reduzcan la brecha de financiamiento fiscal, además de la participación de un sector exportador robusto.

Las rebajas se deben al retiro de una reforma fiscal presentada al Congreso en un contexto de altas presiones de gasto, lo que ha resultado en una probabilidad significativamente menor de que Colombia mejore su posición fiscal luego de un reciente y marcado deterioro”, escribió la calificadora en su informe.

S&P estimó que los niveles de deuda del país, ya no eran convergentes con la calificación anterior.

El ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, consideró que la determinación se dio debido a la expectativa de un ajuste fiscal más gradual y prolongado, por los desafíos que ha implicado la pandemia de la Covid-19 para el país.

“Si bien esto puede subir los costos de tasas de interés del financiamiento público y privado, como ha sucedido anticipadamente en los mercados en estos días, Colombia sigue y seguirá teniendo financiación”, sentenció Restrepo, al conocer el cambio en la calificación para el país por parte de S&P.

Respecto a la perspectiva para el país, que pasó de negativa a estable, el ministro consideró que la determinación estuvo basada en las perspectivas de crecimiento de la economía que se evidenciaron en el primer trimestre de 2021, además de “las perspectivas que permitan estabilizar la trayectoria de las finanzas públicas a mediano plazo”.

El ministro cerró afirmando que: “Tenemos un compromiso como Gobierno Nacional de seguir trabajando en tres frentes: la reactivación de la economía y del empleo, en avanzar en esfuerzos por alcanzar consensos que permitan la financiación de los programas sociales y también la estabilidad de las finanzas públicas”.

 

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias