¿Por qué Colombia necesita una reforma pensional?

Foto: Merca2.es

Desde el año pasado, en medio del momento más crítico de la pandemia por el Covid-19, varios agentes económicos sugirieron la necesidad de que Colombia se enfrentara a una suerte de cambios estructurales anclados a tres reformas prioritarias.  

Una reforma fiscal, una reforma pensional y una reforma laboral: de las tres, el Gobierno intentó llevar a cabo la primera, pero por la inconformidad política y social fue retirada. De las otras dos, no se habla mucho de momento.  

-Publicidad-

Lo anterior incluso luego de que tanques de pensamiento como Fedesarrollo o calificadoras como Fitch recomendaran al Gobierno que cualquier iniciativa de reforma fiscal debía complementarse con políticas en materia de pensiones y trabajo.  

Sin embargo, la disposición del Gobierno, incluso desde el inicio del periodo del presidente Iván Duque, ha sido la de tratar los temas por separado.  

Y, en el marco del paro nacional y la falta de ambiente político, la idea de avanzar en una reforma pensional parece disiparse y quedarle como pendiente al Gobierno que sea electo en las votaciones de 2022.  

Ahora, ¿por qué en medio del paro nacional y la inconformidad social se debe hablar de cambios al sistema de pensiones? Porque antes de la pandemia, según datos de Fasecolda (gremio de aseguradores nacionales) tan solo 37 % de los trabajadores colombianos lograba cumplir con los requisitos de pensión cuando se llegaba a la edad de retiro.  

Recomendado: Pensional y laboral, las reformas que siguen en la mira 

El dato es de 2019, antes de la pandemia, y ahora, analistas, e incluso el mismo Gobierno Nacional, manifiestan la preocupación por la pérdida de puestos de trabajo que dejó la pandemia y pone en vilo la estabilidad financiera tras el retiro laboral.  

El otro punto importante para empezar a discutir una reforma pensional en Colombia tiene que ver con el gasto que le representan al país las pensiones del lado del régimen público.  

Para el Gobierno, el pronóstico en ese sentido podría ser de un hueco fiscal cercano a los $42,2 billones a cierre de 2021. Un punto que para varios de los proponentes de la reforma tributaria es vital tratar en cambios al sistema pensional, toda vez que la pandemia dejó de manifiesto la necesidad de reducir la mayor cantidad posible de gastos estatales.  

El otro punto tiene que ver con la tasa de reemplazo para el caso colombiano. Es decir, el número de nuevos aportantes que, en el sistema público, entran para mantener esa suerte de pirámide en la que la base ayuda a aportar los recursos de las pensiones de los trabajadores más cercanos a la edad de jubilación.  

Lea también: Asofondos: Propuesta de reforma pensional en Colombia podría estar en el primer semestre 

Según un estudio conjunto colorativo para América Latina, elaborado por la Contraloría de la República de Argentina, Colombia tenía una de las tasas de reemplazo más grandes de la región, cerca al 70 %, pero la cobertura era una de las más bajas, cercana al 36 %.  

¿Qué se ha propuesto?  

En el marco de ese panorama, ya se han conocido propuestas que permitan, entre otras: reducir la carga fiscal por el sistema público de pensiones y se mejore el sistema en términos de cobertura.  

Para el segundo caso, la exministra de Trabajo, Alicia Arango, propuso que en el país se abriera la puerta a que los trabajadores independientes pudiera cotizar por horas.  

Con lo anterior, la entonces ministra pretendía que el sistema de jubilaciones flexibilizara sus condiciones y permitiera aumentar esos niveles de cobertura.  

Ahora, del lado de mitigar cualquier efecto ante cambios en la tasa de reemplazo por ser más los contribuyentes en edad de trabajo y no en edad de retiro, también se ha propuesto que aumenten los porcentajes de contribuciones, que actualmente están en el 16 %: 12 % desde el lado de empleadores y 4 % de empleados.  

Así mismo, aumentar la edad de pensión es una iniciativa recurrente si lo que se quiere es hacer más holgados los ahorros para la pensión, entendiendo que los colombianos, así como el grueso de trabajadores en el mundo, tienen más años de productividad ante una menor tasa de mortalidad.  

Estas dos últimas propuestas han sido rechazadas por el presidente Iván Duque quien, en varias ocasiones se ha manifestado en contra de cambiar las condiciones básicas a los trabajadores colombianos.  

Finalmente, para hacer menor la carga fiscal en términos pensionales del Gobierno, también se ha planteado la eliminación del régimen público, administrado en su mayoría por Colpensiones. Sin embargo, también ha sido rechazada la propuesta. Toda vez que la competencia entre regímenes ha sido una de las bondades exaltadas por organismos multilaterales como la Organización Internacional del Trabajo.  

Fitch ya advirtió que cualquier asomo de reforma pensional parecería ser más palpable una vez se surtan las elecciones presidenciales en mayo de 2022.  

De momento, y según datos de la Superintendencia Financiera de Colombia, a febrero el país contabiliza 1,66 millones de pensionados, de los cuales 1,44 millones hacen parte del sistema público y 261.383 al privado. 

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias
- Publicidad -