Colombia marca reactivación en un contexto de reformas laborales

La reactivación económica de Colombia está marcada por el regreso a las oficinas de los trabajadores que han completado su esquema de vacunación contra el Covid-19 y la premisa de los sectores público y privado de respetar la autonomía de aquellos colaboradores que decidan no recibir la inmunización.

Paralelamente, mientras los empleados se disponen a retomar sus tareas de manera presencial, al país transita por una serie de reformas en materia laboral: la reducción de la jornada, los cambios a la licencia de paternidad y parental y la reforma al trabajo remoto, proyectos que fueron aprobados por el Congreso.

Entérese de la actualidad Política en Valora Analitik

Un estudio del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario y Alianza EFI sobre las reformas laborales encontró que el mercado laboral ha tomado gran relevancia en el contexto de reactivación económica, debido al impacto que ha sufrido como consecuencia de la pandemia.

Menos horas laborales, más calidad de vida

Para Paul Rodríguez, investigador del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario y la Alianza EFI, “la reducción progresiva de los tiempos de trabajo en el contexto de la automatización y la robotización del empleo y la actividad productiva determina la compensación de la demanda de formación constante para los trabajadores, habilitando espacios de equilibro de las cargas familiares y personales con las obligaciones laborales”.

Ese último punto es una de las premisas de las cinco dimensiones del tiempo del trabajo decente de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), a las que se suman estos ítems: salud, elección, igualdad de género y productividad.

Colombia y Turquía son los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) con más horas laborales, mientras que otros como Brasil, Polonia e Israel tienen un promedio de 40 horas laborales semanales: la meta trazada por el convenio número uno de ese organismo. Francia, entre tanto, la redujo a 35 horas y España estableció un “máximo” de 40 horas.

Licencia de paternidad: por una crianza compartida

Los investigadores de la Universidad del Rosario consideraron que el proyecto que amplía la licencia de paternidad constituye una iniciativa que “promueve el cambio del patrón machista de cuidado de recién nacidos”.

Igualmente, facilita remover barreras para alcanzar la igualdad constitucional en el mundo laboral, imputando el catálogo de derechos y deberes a padres y madres que contribuye a la superación de estigmas que derivan del esquema de protección a la maternidad.

Diana Londoño, investigadora del Observatorio Laboral, consideró que esa determinación “empieza a reivindicar la promesa constitucional de la igualdad”.

La legislación en materia de licencias paternales en Colombia se ha enfocado en las madres y no en los padres. Para los investigadores, esto se traduce en una tensión entre maternidad y trabajo que se distribuye inequitativamente entre hombres y mujeres, y termina limitando las oportunidades para las mujeres que deciden ser madres.

Los cambios implementados permitirán que en Colombia la licencia para los padres pase de ocho días a dos semanas, mientras que la de las madres se mantendrá en 18 semanas.

Esa discusión persiste en los países más desarrollados. Desde la Unión Europea se han adoptado directrices para que los estados miembros fomenten la conciliación entre la vida laboral y familiar de sus ciudadanos.

Trabajo remoto: una nueva modalidad para laborar a distancia

Un nuevo paso que encontró su tránsito en el legislativo fue la regulación del trabajo remoto como una modalidad de trabajo a distancia, en la que el empleador debe reconocer un auxilio de conexión a su trabajador.

La empresa contratante también tiene la obligación de poner a disposición de su colaborador las herramientas tecnológicas, instrumentos, equipos conexiones, programas, valor de la energía e internet y cuestiones de tecnología necesarias para realizar las labores.

Igualmente, esos derechos deben ser complementados con la protección de la ciberseguridad y protección de datos e información, bajo un formato de contratación laboral en el que también se reconocen las horas extras.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias