Se acerca “peligrosa” ola de calor para la Tierra: estos son sus riesgos

FOTO: Pixabay

La Tierra está por vivir una “peligrosa y excepcional” ola de calor, que ya comenzó a sentirse en Estados Unidos y Canadá. Así lo advirtió la Organización Meteorológica Mundial (OMM), apuntando que seres humanos y animales podrían verse severamente afectados.

En los últimos días las altas temperaturas han superado los 45 grados Celsius, las noches han sido cálidas y “se han batido tantos récords que es difícil hacer un seguimiento”. Para hacerse una idea, la temperatura del desierto del Sahara oscila en los 50 grados Celsius.

La ola de calor genera estrés por calor en los humanos, los animales y la vegetación; afecta la calidad del aire, genera riesgos de incendios forestales, de deslizamientos de tierra causados por el deshielo de los glaciares en la montaña y afectaciones a las infraestructuras urbanas.

Entérese de la actualidad Internacional en Valora Analitik

Canadá es un claro ejemplo de esa situación. La ciudad de Lytton anotó una temperatura de 46,6 grados Celsius el pasado domingo 27 de junio, la más alta desde el cinco de julio de 1937. Al día siguiente, registró un nuevo récord de 47,9 grados Celsius para luego reportar 49,6 grados Celsius. Así, en cuestión de tres días, batió tres veces sus máximos en las altas temperaturas.

Las Vegas, en Estados Unidos, también ha superado sus propios indicadores con temperaturas propias del verano de Medio Oriente, pero que se están registrando en América. El norte de África, la Península Arábiga, Europa oriental, Irán y la zona indio noroccidental también sienten los estragos de la ola de calor.

Más de Medio Ambiente

Para Armel Castellan, meteorólogo de Environment and Climate Change Canadá, es preocupante que se están estableciendo récords en un momento en el que la temporada está comenzando, por lo que la ola de calor podría ser sumamente elevada en las próximas semanas.

Castellan detalló que: “Los mínimos de la noche a la mañana son más altos que nuestros máximos diurnos promedio para finales de junio y eso es un gran problema. Nuestros cuerpos necesitan refrescarse y recuperarse antes de afrontar otro día de altas temperaturas. Otra cosa en la que pensar es en la infraestructura”.

De acuerdo con la OMM, el calor es causado por una combinación de un patrón de bloqueo atmosférico significativo que generó una cúpula de calor, con baja presión en ambos lados, y que no se mueve a lo largo de la corriente en chorro.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias