Préstamo del BanRep al Gobierno de Colombia ¿Viable o mala idea de Petro?

En un trino enviado desde su cuenta de Twitter el candidato presidencial en Colombia, Gustavo Petro, volvió a proponer que el Banco de la República le haga un préstamo al Gobierno Nacional con “cero intereses” para subsidiar a varios sectores de la población.

Esa discusión se había dado en meses pasados en medio de la crisis de la pandemia y varios economistas, hasta el gerente del banco central, Leonardo Villar, dijeron que era inconveniente por los costos inflacionarios y de credibilidad que ello generaría.

Ahora, varios analistas consultados por Valora Analitik, así como el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, entregaron sus impresiones sobre la propuesta.

El ministro Restrepo dijo:

“Se ha comprobado a nivel internacional, la emisión de dinero tiene un enorme riesgo de convertirse en una fuente de incremento de precios, de más inflación, la inflación es el peor impuesto para los más vulnerables porque deteriora su capacidad de compra y destruye el valor de sus activos.

Es muy importante recordar que, como lo establece la Constitución, es responsabilidad de la Junta Directiva del Banco de la República preservar el poder adquisitivo de la moneda y luchar contra la inflación”.

Daniel Velandia, director de investigaciones económicas de Credicorp Capital:

“La propuesta de préstamo del BanRep al Gobierno es completamente indeseable e inconveniente en cuánto implicaría la pérdida de credibilidad en la institucionalidad económica, en este caso relacionada con la autonomía del banco central y la solidez de la política fiscal.

Este tipo de medidas son extremas y tienden a darse cuando un país no tiene acceso a endeudamiento en el mercado local y extranjero. Por lo tanto, mientras exista la posibilidad de acceder a recursos en los mercados financieros, imprimir billetes sería una señal de que se está buscando una salida fácil a un problema estructural y, por tanto, se leería como una falta de compromiso para realizar los ajustes que son requeridos a través de un esfuerzo que implique a toda la sociedad, bien sea a través de un menor gasto público, una reforma tributaria o mayor endeudamiento pagando una tasa de interés como es usual y debe ser”.

Cabe recordar quiénes en la región han tomado la decisión de que el banco central financie al Gobierno a través de imprimir billetes: Venezuela y Argentina ¿Queremos algún día llegar allá?”

A su turno, el también candidato presidencial Juan Carlos Echeverry trino diciendo que la propuesta es populista y frívola que le envía el mensaje a la gente de que los problemas se arreglan sin trabajar.

Benjamin Ramsey, jefe de investigaciones de JPMorgan, uno de los bancos de inversión más grandes del mundo, le dijo a Valora Analitik:

“En los mercados desarrollados, donde los bancos centrales han podido apoyar o directamente o indirectamente el financiamiento de los gobiernos, tienden a tener un muy alto nivel de credibilidad ante sus metas de inflación, y de hecho si hay una falta de credibilidad es porque hay riesgos o hasta episodios de deflación, por ejemplo, el Banco de Japón.

Con la falta de esa credibilidad, hemos visto en América Latina en los tiempos recientes episodios donde la inflación ha salido muy encima de las metas y a veces totalmente fuera de control, y en esos casos precisamente hemos visto bancos centrales financiando déficits fiscales o cuasi-fiscales”.

José Ignacio López, jefe de investigaciones económicas de Corficolombiana dijo:

“La idea de financiar gasto público con una emisión monetaria es una mala idea, hay muchos episodios no solo en Latinoamérica que lo han mostrado así, tendría un efecto muy nocivo sobre la inflación, sobre el tipo de cambio, sobre el mercado financiero. Termina siendo un espejismo pensar que podamos solucionar los problemas económicos solo con emisión de dinero (…) recordemos que el activo que hemos venido construyendo en las últimas décadas es la credibilidad del Banco de la República que nos permite tener una inflación baja y estable”.

De su lado, Felipe Campos, jefe de estudios económicos de la comisionista Alianza Valores, dijo:

“Hay algunas pocas decisiones que sí podrían separarnos del resto y una de ellas es la impresión de dinero gratuito para los gobiernos. Acá hay tres elementos:

1. Es una política que ni siquiera los países desarrollados líderes están ejecutando, hasta ahora el banco y los gobiernos de estos países se encuentran en un mercado de bonos y el gobierno paga una tasa de interés.

2. Las experiencias de esta política solo la hemos visto en países emergentes como Venezuela o Argentina con efectos hiperinflacionarios.

Nosotros en Colombia no tenemos una moneda de transacción mundial ni vendemos nada que nos diferencie, así que seguramente una decisión de este estilo terminaría en pérdida de valor de nuestra moneda, pérdida de confianza y explosión en tasas de interés para financiarnos, ya que nadie querría nuestra moneda.

Finalmente, sabiendo que hay políticas que no puede realizar el 95% de los países en el mundo y solo lo pueden hacer las economías líderes, ni siquiera sabemos cuáles van a ser las consecuencias de la liquidez actual en esas economías donde ya hay brotes inflacionarios y sin implementar tasas de interés cero.

Estamos al frente de un gran experimento mundial de liquidez fallido en economías emergentes y que bien podría fallar también en economías desarrolladas, lo que se refleja en activos alternativos como el Bitcoin”.

Pocas voces apoyaron la propuesta de Petro. Una de esas fue la del congresista Luis Fernando Velasco quien trinó en apoyo al senador diciendo que “el banco guarda nuestros ahorros y los ubica en inversiones con muy bajo interés”. También le llegaron críticas por su comentario sobre “nuestros ahorros” guardados en el banco central.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias