Así avanza masificación de combustibles con bajas emisiones de CO2

Así avanza masificación de combustibles con bajas emisiones de CO2

El mundo, casi dos tercios -en términos económicos- va hacia la neutralidad en cuanto a emisiones de carbono, incluyendo a grandes industrias como los combustibles y la eficiencia energética.

Para más información de biocombustibles haga clic aquí.

-Publicidad-

En Estados Unidos, por ejemplo, el estado líder es California que tiene alrededor de 40 millones de personas y un tamaño similar al de España o Polonia. Este estado lleva la delantera porque la meta está fijada para 2025.

Asimismo, en China la meta está para 2060, Japón y Colombia por su parte tienen la meta 2050. Como ya se sabe, la descarbonización genera cambios sustanciales en cómo funciona el mundo, en cómo vivimos y cómo se hará en el futuro próximo.

Según la Agencia Internacional de Energía, para llegar a ser un mundo de emisiones cero es necesario hacer algunos cambios para 2025:

-No hacer nuevas ventas de calderas de combustible fósil para 2040

-El 60 % de los automóviles deben ser eléctricos para 2035

-Ninguno de los carros vendidos debe tener combustible fósil o motores de combustión interna para 2050

-El 50 % del calentamiento viene por bombas de calefacción del 85 % de los edificios, lo cual también se debe ajustar para ser cero carbono

De acuerdo con Eric Johnson de Atlantic Consulting (Suiza), hoy en día hay muchas compañías que están confundidas sobre las obligaciones y las compensaciones que deberían tener sobre sus procesos de descarbonización. “Las compañías tratan de compensar para tener créditos, por ejemplo, como compensar las emisiones de un avión plantando árboles, lo cual está bien, pero no cumple con sus obligaciones como proveedor de energía. Por tanto, es necesario que se enfoquen en las verdaderas obligaciones”.

Recomendado: Biocombustibles: alternativa para descarbonización global

Como se sabe, el sector de la electricidad fue de los primeros en avanzar en la descarbonización, también el sector eléctrico ha mostrado avances con la fotovoltaica, lo que ha ayudado a reducir un porcentaje de la huella de carbono. Incluso, anteriormente se pensaba que las renovables tendrían que ser una industria completamente nueva, pero las compañías del sector de han encargado de desmentir esta premisa.

“Hay muchas empresas, en la industria del petróleo y gas, que se están descarbonizando. Varias se han comprometido a reducir el CO2, incluido Ecopetrol. Incluso Exxon y Chevron, que se tardaron en unirse al club. Toda esta industria está buscando las alternativas para descarbonizarse”, explicó el experto de Atlantic Consulting.

¿Qué pasa en Colombia?

En Colombia, la mitad de su producción de GLP renovable proviene de refinerías. Lo que se está viendo en Europa y en Norteamérica es que las refinerías se están volviendo renovables; de manera que están cambiando de refinar crudo/petróleo para hacerlo con grasas animales, plantas, aceites o residuos.

Johnson explicó, en el webinar ‘BioGLP energía renovable’, que las moléculas que salen de estos nuevos procesos de refinería es similar a la de que se encuentra en el cuerpo humano en su tejido adiposo. Con éstas las refinerías hacen reacciones químicas con hidrógeno, que es el proceso de HVO, y el resultado es un biodisel HVO que también lo hace un diésel renovable.

En el caso de América, hay dos países que están reportando estas prácticas o ya tienen trazados estos planes para el futuro próximo, que son Brasil y Estados Unidos; Colombia aún no está dentro de esta hoja de ruta.

Recomendado: Podcast | Biocombustibles, la alternativa que busca cambiar el curso de la industria

No obstante, Colombia, según Johnson, tiene mucho potencial, pues goza de un buen tamaño de mercado (aproximadamente 720 toneladas), reporta suficientes importaciones que son subsidiadas; de manera que el Gobierno Nacional puede cambiar ese subsidio para la producción doméstica y/o nacional. Así, podría montar una gran red de distribuidores y productores de bioGLP.

Por el lado de suministro, Colombia tiene normas y subsidios que están buscando darle un impulso a las renovables, lo que la ha llevado a tiener una suficiente producción de biocombustibles (alta producción de biodiesel y etanol); esto gracias a la caña de azúcar y el aceite de palma. “Colombia tiene una situación de demanda y oferta interesante que puede ser fantástico para este país”, señaló Johnson.

Frente al futuro global, de acuerdo con el experto, hay muchos caminos para el desarrollo y masificación de GLP renovable, uno de los más importantes es que, en todos los caminos, el GLP es un subproducto derivado, de manera que lo va a generar la mayoría de los proyectos de renovables, pues estará impulsado por diésel, gasolina en sus versiones renovables.

Recomendado: Colombia tendrá mejor calidad de combustibles desde abril

“Lo más probable es que se tenga que trabajar entre ambas industrias. Hay muchas maneras de llegar al GLP renovable: el biopropano (HVO); etanol (alcohol); el biogás, la celulosa (que es de los aceites como el de soya o de palma); el power-to-x; glicerina y azúcares.

Para desarrollar este plan, según Eric Johnson, se debe lidiar con los incentivos, que son clave en el desarrollo de la industria de los combustibles renovables. “Los gobiernos están utilizando muchas herramientas, impuestos y normas, hay que enfocarse en las obligaciones porque lo que va a impulsar la producción del GLP renovable”, concluyó.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias
- Publicidad -