Arriendos comerciales en Colombia crecen más en estas capitales

FOTO: Pixabay

Barranquilla, Cartagena y Medellín registran los mayores crecimientos de arriendos no residenciales en el ramo de locales, en 2021.

Según El Libertador Rent Index, al observar el comportamiento anual de los arriendos no residenciales en julio de 2021 contra igual mes de 2020, en el segmento de locales, Barranquilla registra el mayor incremento anual, con un 22,4 %, seguida por Cartagena con el 21,2 % y Medellín, con un 15,1 %. Vea más en empresas.

En Oficinas, el mayor incremento corresponde a Cartagena, 13,7 %; Medellín, 11,8 % y Bucaramanga, con el 11,6 %. En bodegas, el incremento más alto fue en Cartagena, con el 18,9 %, Barranquilla, con el 18,2 % y Bogotá, con un 10,7 %.

Este índice se elabora a partir de una muestra de más de 35.000 inmuebles con póliza activa en las ciudades de Apartadó, Armenia, Barrancabermeja, Barranquilla, Bello, Bogotá, Bucaramanga, Buenaventura, Buga, Cajicá, Cali, Caloto, Candelaria, Carmen de viboral, Cartagena, Cartago, Chía, Choachí, Ciénaga, Copacabana, Cota, Dosquebradas, El retiro, Envigado, Espinal, Facatativá, Floridablanca, Funza, Fusagasugá, Girardot, Girardota, Girón, Guarne, Ibagué, Itagüí, Jamundí, La Calera, La Ceja, La Cumbre, La Estrella, La Unión, Madrid, Manizales, Medellín, Melgar, Montenegro, Montería, Mosquera, Palmira, Pasto, Pereira, Piedecuesta, Popayán, Puerto Colombia, Quimbaya, Rionegro, Sabaneta, San Antonio de Prado, Santa Fe de Antioquia, Santa Marta, Santa Rosa de Cabal, Santander de Quilichao, Sibaté, Soacha, Soledad, Sopó, Tenjo, Tocancipá, Tuluá, Turbaco, Villa Gorgona, Villavicencio, Villeta, Yopal, Yumbo y Zipaquirá.

Recomendado: Vitrina Inmobiliaria del Caribe realiza primer black weekend del sector

A continuación, se realiza una comparación entre el valor potencial y actual de los precios de los arrendamientos no residenciales. El valor potencial se presenta como la proyección lineal del índice observado antes de la pandemia para los tres subsegmentos y se compara con el índice efectivo medido a través de ELRI.

Inmuebles no residenciales

Como se observa en el gráfico, si los arrendamientos hubiesen continuado con el crecimiento observado previo a la pandemia, se tendría un valor de 115.5 en el mes de julio, que es superior en 5.6 unidades para Bodegas, 6.2 unidades para Locales y 9.1 unidades para Oficinas.

Esto evidencia que este último subsegmento ha sido el más impactado durante la pandemia. Además, en general, el sector no residencial ha sido más afectado que el residencial.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias