Venezuela enruta otro intento de diálogo entre oposición y oficialismo

Venezuela prepara una nueva cita entre la oposición de los partidos del G4 (las principales colectividades de ese sector, respaldas por Juan Guaidó) y el régimen de Nicolás Maduro.

Este viernes 13 de agosto comienza una cita en México mediada por Noruega en el que las partes intentarán encontrar puntos en común sobre las elecciones regionales de noviembre.

El régimen convocó a esos comicios para designar autoridades locales (alcaldes y gobernadores), pero, hasta ahora, la cita en las urnas ha sido desconocida por la oposición. (Ver más de Internacional)

Mientras el PSUV, el partido oficialista, realizó unas primarias el primer fin de semana de agosto para definir a sus candidatos, entre un grupo de la oposición aún hay recelo sobre la transparencia de las elecciones.

Sin embargo, Henrique Capriles, de Primero Justicia y uno de las principales cabezas de la oposición, ya convocó a los políticos a presentar sus candidaturas e hizo un llamado a la ciudadanía a prepararse para sufragar.

Recomendado: En 13 años, bolívar de Venezuela ha perdido 14 ceros

Así, las conversaciones exploratorias girarán entorno al debate sobre las elecciones venideras y las salidas a la crisis que plantean los sectores: Guaidó reclama la salida de Maduro, pero este se mantiene aferrado al poder.

Los intentos de diálogos entre el oficialismo y la oposición de Venezuela consisten en grupos de trabajo con representantes de ambas partes. Luego, a finales de agosto, habrá otra cita.

Esta es la cuarta ocasión en seis años en la que esos dos actores intentan un acercamiento sobre la profunda crisis política y social del país, que sucederá en un escenario en el que se agravó la emergencia humanitaria compleja de la nación vecina.

Maduro llegó a la Presidencia tras la muerte de Hugo Chávez, de quien era su vicepresidente, y con un estrecho triunfo en las elecciones que disputó frente a Henrique Capriles en 2015. 

Luego, también resultó como ganador en los comicios de 2018, que no fueron reconocidos por la oposición ni por parte de la comunidad internacional.

La crisis del país se agravó en enero de 2019, cuando el entonces presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, se proclamó como presidente interino.

Ante ese panorama, el diálogo que comienza este viernes puede constituirse como una ventana de salida a la crisis de Venezuela o como otro bache en la historia política del país.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias