La Niña puede resurgir, según Organización Meteorológica Mundial

FOTO: Pixabay

Según la OMM, todos los eventos climáticos naturales ahora tienen lugar en el contexto del cambio climático inducido por el hombre.

El fenómeno de La Niña se refiere al enfriamiento a gran escala de las temperaturas de la superficie del océano en el Océano Pacífico ecuatorial central y oriental, junto con los cambios en la circulación atmosférica tropical, a saber, los vientos, la presión y las precipitaciones. Vea más en Internacional.

Por lo general, tiene los impactos opuestos en el tiempo y el clima como El Niño, que es la fase cálida de la llamada Oscilación del Sur de El Niño (Enos).

Dicho lo anterior, la Organización Meteorológica Mundial, OMM, prevé que para cerca de fin de año regresarán las condiciones de La Niña o que el lado frío de las condiciones neutrales de Enso continuarán. Entérese de otras noticias de cambio climático.

Según la última actualización de El Niño / La Niña de la Organización Meteorológica Mundial “Hay un 60% de posibilidades de Enso-neutral y un 40% para La Niña para septiembre-noviembre, e igualdad de posibilidades de Enso-neutral y La-Nina resurge en octubre-diciembre y noviembre-enero. La perspectiva de El Niño/La Niña favorece nuevamente a 2022”, dice la OMM en su reporte.

Recomendado: Covid-19 redujo emisiones, pero impactos del cambio climático fueron más evidentes

La prevención es la clave

Un débil evento de La Niña puede resurgir más adelante en 2021 por segundo año consecutivo, con el riesgo de que los patrones de precipitación pronosticados puedan exacerbar la sequía existente en algunas partes del mundo y aumentar el riesgo de fuertes lluvias e inundaciones en otras.

Pero a pesar de la influencia de enfriamiento de La Niña, se espera que las temperaturas en las áreas terrestres estén por encima del promedio entre septiembre y noviembre, especialmente en el hemisferio norte, según la Organización Meteorológica Mundial.

Sin embargo, todos los eventos climáticos naturales ahora tienen lugar en el contexto del cambio climático inducido por el hombre, que está aumentando las temperaturas globales, exacerbando el clima extremo e impactando los patrones estacionales de lluvia.
 
“El cambio climático inducido por el hombre amplifica los impactos de eventos naturales como La Niña y está influyendo cada vez más en nuestros patrones climáticos, en particular a través de un calor y una sequía más intensos, y el riesgo asociado de incendios forestales, así como de diluvios récord de lluvias e inundaciones”, dijo el secretario general de la OMM, Petteri Taalas.
 
“Hemos visto esto con efectos devastadores y trágicos en los últimos meses en casi todas las regiones del mundo. El cambio climático está aumentando la gravedad y la frecuencia de los desastres”, dijo.
 
“La mejora de las alertas tempranas y la gestión del riesgo de desastres significa que somos mejores para salvar vidas, pero los impactos socioeconómicos y humanitarios están aumentando en espiral en forma de empeoramiento de la inseguridad alimentaria, más desplazamiento y migración y el potencial de disturbios”, dijo el profesor Taalas.

Panorama de precipitaciones en septiembre, octubre y noviembre Se predicen anomalías típicas de lluvia asociadas con La Niña. Hay una mayor probabilidad de precipitaciones por debajo de lo normal en muchas partes de América del Sur al sur de 30 ° S, con anomalías de lluvia por encima de lo normal al norte.

Las regiones con una probabilidad débilmente mayor de precipitaciones por encima de lo normal incluyen el subcontinente indio, Australia, el este y el sudeste de Asia. Mientras que se predice una mayor probabilidad de por encima de lo normal para las partes extremas del norte de Asia, América del Sur al norte de 15 ° S, y desde las partes ecuatoriales del archipiélago indonesio en el Pacífico suroeste y hasta un área al noreste de Nueva Zelanda.

Hay mayores posibilidades de condiciones inusualmente secas cerca y al oeste de la línea de fecha, en partes del Pacífico Sur y condiciones inusualmente húmedas al oeste y suroeste del Pacífico. Sobre el Caribe hay una indicación moderada a fuerte de precipitaciones por debajo de lo normal, y una banda este-oeste de precipitaciones por encima de lo normal inmediatamente al sur y justo al norte del ecuador.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias