Colombia propone marco fiscal de inversiones para enfrentar crisis climática

El presidente de Colombia, Iván Duque Márquez, en su intervención en el evento ‘Transición energética en América Latina: Retos, oportunidades y visión programática a partir del éxito colombiano’, propuso generar un marco fiscal de inversiones para enfrentar la crisis climática. Para más información de Valora Sostenible haga clic aquí.

Según el mandatario, cuya contabilidad esté por debajo de la línea de evaluación del Fondo Monetario Internacional, lo que requeriría más precisión, monitoreo y determinación. “Eso nos permite enfrentar la crisis climática y liberar recursos también para recuperar el tiempo perdido o el que tenemos que recuperar en la agenda 2030, tras la pandemia y luego de ella”.

De acuerdo con Iván Duque, esto implicará que también que “desde la CAF, desde el BID, el Banco Centroamericano de Integración Económica, el banco asiático, el banco africano, Banco Mundial, reciban lo que nosotros planteamos: que existan alivios de deudas frente a la acción climática o compensación de deudas frente a la acción climática”.

Y agregó que “es urgente llevar esa discusión a la Cumbre Climática de Glasgow este año”.

Recomendado: Cambio climático obligaría a millones de personas migrar dentro de sus países en 2050

Entre tanto, el jefe de Estado señaló que también es imperioso desarrollar nuevos esquemas de financiación para el resguardo de áreas protegidas que existen en el planeta. “No es descartable que se desarrollen, por ejemplo, tecnologías de criptoactivos cuya rentabilidad y utilidad pueden ser destinadas a generar aportes climáticos en áreas protegidas”.

Duque propuso, además, que con los criptoactivos se puedan hacer cuadrículas que se paguen digitalmente para compensar y proteger territorios específicos, por ejemplo, de la Amazonía. “Estas son discusiones urgentes, discusiones que hoy ameritan que seamos innovadores desde la política pública”.

Por su parte, el presidente de Colombia le sugirió a la CAF convertirse en “el gran banco verde de América Latina y el Caribe”, que deberá diseñar productos liderar la discusión y “que podamos llegar a Glasgow, no solamente a firmar compromisos adicionales, porque ya se han asumido cómo nuestra meta de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en 51 % para 2030 y llegar a la carbono neutralidad para 2050”, expuso Duque.

Añadió que “vamos a llegar a la Cumbre de Biodiversidad que será en China a finales del año, con la idea de tener cero deforestaciones para 2030”.

Indicó que se requieren herramientas financieras para materializar los planes y que la CAF y el BID, como bancos regionales, trabajen de la mano en propiciar estas soluciones.

Recomendado: Covid-19 redujo emisiones, pero impactos del cambio climático fueron más evidentes

“No puede ser que los países emergentes tengan que asumir todos estos desafíos, y además pagarlos, sin que haya un esfuerzo adicional por parte de las economías que más han contaminado en la historia. Son esas economías las que también tienen liderar los aportes y los mecanismos de compensación”, ratificó Iván Duque.

Y agregó que “los países emergentes hoy, en promedio, tienen el endeudamiento sobre el PIB alrededor de 90 % -o más-, lo que quiere decir que se van a venir en los próximos años una serie de reformas fiscales en los mercados emergentes y muchas serán impopulares”.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias