S&P: sesgo de calificación negativa de emergentes ha disminuido, pero riesgos persisten

S&P Global Ratings dio a conocer un nuevo análisis de perspectiva para los mercados emergentes en el marco del proceso de reactivación económica.

S&P volvió a insistir en el hecho de que la mejora de las condiciones crediticias en los principales mercados emergentes podría estancarse en los próximos meses.

Esto último porque la fase de la postpandemia mantiene debilidades ancladas a la actividad económica y hay todavía desafíos que podrían ralentizan la recuperación económica y obstaculizar las condiciones comerciales.

Lo que es una realidad para la agencia de calificación es que el panorama genera cierto ambiente de tranquilidad toda vez que muchas economías de mercados emergentes han vuelto a sus niveles anteriores a la pandemia y el sesgo de calificación negativa ha disminuido.

Ahora, el punto está en que los efectos de la pandemia serán duraderos y de todas maneras los gobiernos van a verse presionados a crear políticas económicas para mitigar el impacto.

Recomendado: S&P Global Ratings revisó perspectiva de Perú a negativa

Un punto a favor para los emergentes, recuerda S&P, es el incremento que siguen experimentando los precios de los commodities.

Sin embargo, este último fenómeno puede ser un arma de doble filo teniendo en cuenta que pueden darse presiones inflacionarias relacionadas a los precios de los energéticos.

Situación que incluso ya está siendo una realidad para varias economías emergentes. El punto está en que, según S&P, estos repuntes de la inflación van a llevar a cambios en las tasas de interés, que deberán saber ser surtidos por los bancos centrales.

El otro punto crítico de está en qué van a hacer los emergentes para mejorar las tasas de desempleo, tasas que se recuperan pero todavía no a ritmos de la prepandemia.

De allí que, sigue S&P, sea necesario tener reformas fiscales y otras estructurales para atacar este problema, así como la necesidad de que los países garanticen contar con arcas fiscales lo suficientemente sólidas.

Puntualmente sobre Colombia, S&P ve que, en 2021, tendrá la segunda tasa de desempleo más alta, entre 15 países emergentes analizados.

La agencia espera que la tasa de desempleo en Colombia cierre 2021 en el 14,5 %, superada solamente por Sudáfrica, que tendrá una tasa de desempleo del 33,6 %.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias