¿Hay bonanza cafetera en Colombia?

Café. Foto de Igor Haritanovich en Pexels.

El gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, Roberto Vélez, dio a conocer, en el marco el 89 Congreso Cafetero, parte de las perspectivas que se tienen para el sector hacia 2022 y el balance que cumple el segmento en lo corrido del año.

Para Vélez, 2021 ha sido un año “curioso” pues si bien los precios tocan máximos históricos, la cosecha llegará a los 13 millones o 13,5 millones de sacos en producción por cuenta del clima. Pero, dijo Vélez, los precios del café no pueden crear el espejismo de que hay una bonanza cafetera para Colombia.

“Estamos en un momento en el que la caficultura recupera su rentabilidad, pero no estamos en una bonanza cafetera”, añadió Vélez. 

Además, el directivo explicó que, para 1975 se dieron precios, al cambio de hoy, cercanos a los US$8 por el café, por lo que un grano sobre los US$2 definitivamente no es un nivel que pudiera considerarse como de bonanza.

Adicionalmente, el amago de bonanza cafetera no es una realidad porque siguen dándose fenómenos externos que mantienen en riesgo el comercio del grano, uno de estos definitivamente son las dificultades del transporte internacional de mercancías.

Otras perspectivas

Vélez reiteró el hecho de que el café va a ser el 15 % o 16 % del PIB agrícola en 2021 y tal vez sea el 10 % de las exportaciones de Colombia, por lo que asegura que el sector cafetero vuelve y renace a los ojos de la importancia económica del país.

Vélez agregó que si bien el café tiene una importancia en el tejido social de Colombia queda demostrado que el sector es punto de lanza de la productividad: “No nos pueden mandar al cuarto del olvido. La importancia del café retorna, puede que no a niveles de los años 70 u 80, pero sí con un realce importante”.

Recomendado: Presidente Duque: Colombia tiene la tarea de producir 15 millones de sacos de café

Finalmente, Vélez aseguró que mirar el 2022 desde ahora no es fácil, pero lo que se puede decir es que ya se sabe que la cosecha de Brasil va a ser muy buena, cerca de los 65 millones de sacos.

“Uno podría pensar que los precios van a ser remunerativos a niveles de este año. Y además esperamos que el clima nos ayude un poco y la caficultura retome el vigor para llegar casi a los 14 millones de sacos de producción”.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias