Tarjeta de crédito amparada: ¿quién puede tenerla y cómo funciona?

Foto: La Opinión

El sistema financiero en Colombia ofrece varias oportunidades para los consumidores cuando se trata de entregar portafolios crediticios. Entre las opciones destacan las tarjetas de crédito amparadas.

Estas no son otra cosa distinta a la aprobación que hace un usuario de ceder parte de su cupo para que un tercero pueda disfrutar de los beneficios de la tarjeta de crédito.

A diferencia de lo que se suele pensar, las tarjetas de crédito amparadas en Colombia no solamente son solicitadas por padres para que sus hijos cuenten con un respaldo monetario ante una emergencia.

En el país, una tarjeta de crédito amparada puede ser solicitada por emprendedores, trabajadores o estudiantes de grados estudiantiles más altos.

Recomendaciones sobre su uso

Lo anterior, hay que recordar, se hace teniendo en cuenta dos objetivos específicos: de un lado, tener una suerte de respaldo para una inversión, y, del otro lado, para que una persona empiece una vida crediticia y certifique un punto de referencia para las instituciones bancarias del país.

Esto último es importante toda vez que una tarjeta de crédito amparada es una puerta de entrada al sistema financiero y, de paso, sirve como instrumento de educación financiera.

Recomendado: Tarjetas de crédito en Colombia: ¿Qué saber para tenerlas por primera vez? 

Por lo anterior es que tanto quien ampara como quien queda amparado deben tener presente que se trata de un acuerdo de responsabilidad compartida.

Teniendo en cuenta lo anterior que, en caso de falta del amparado, será el amparador quien asuma la responsabilidad.

Finalmente, y como cualquier otra tarjeta de crédito, las amparadas pueden o no tener cuota de manejo, eso depende de cada entidad. Así mismo, otorgan la posibilidad de acceder descuentos en algunos comercios y la acumulación de millas.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias