Invertir en bonos verdes: 5 consejos para tener en cuenta

En el más reciente reporte del Ipcc “Climate Change 2021: The Physical Science Basis”, ningún país en el mundo será inmune a los efectos del cambio climático. Lea más de mercados.

En la actualidad, la mayoría de las actividades humanas están relacionadas con el hiperconsumo y la explotación dramática de los recursos naturales. Es por eso que cambiar el modo de vida de la población mundial se ha convertido en una necesidad absoluta. No obstante, es clave tener en cuenta que esto no implica renunciar a la creación de riqueza y a la mejora de las condiciones de vida, que habrían sido imposibles sin el desarrollo económico a escala mundial.

Por el contrario, se trata de canalizar el capital hacia la financiación de industrias y actividades que aporten soluciones a la transición medioambiental y energética, al tiempo que se reduce el apoyo prestado a los sectores con una elevada huella medioambiental que no han optado por la transición hacia una economía más verde. Es por eso que una alternativa para ello son los bonos verdes.

Según el blog del Departamento de Derecho del Medio Ambiente de la Universidad Externado de Colombia, los bonos verdes los bonos verdes soberanos son aquellos papeles emitidos por cada gobierno que son utilizados como una herramienta para obtener inversiones que estén dirigidos a activos verdes o proyectos sostenibles.

Recomendado: Banco de Bogotá es reconocido por liderazgo en emisiones de bonos verdes en Latinoamérica

Estos contribuyen a un mayor desarrollo financiero y al desarrollo sostenible, disminuyendo las emisiones de carbono y generando una fuerte capacidad de resiliencia al cambio climático.

Para Mirova, filial de Natixis Investment Managers, invertir en bonos verdes es una de las principales maneras de apoyar las soluciones del futuro.

“Soluciones que ayudarán a construir una sociedad en la que las oportunidades de beneficio y crecimiento puedan ser compartidas por todas las partes interesadas: consumidores, empleados, empresas e inversores. También se trata de que los inversionistas canalicen sus ahorros hacia soluciones capaces de combinar impactos positivos y rendimientos financieros”, precisó Mirova.

La compañía asegura que invertir en bonos verdes es una buena opción. Por esta razón, planea cinco consejos para maximizar el impacto ambiental con su inversión con este tipo de bonos:

1.    Alinearse a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)

Con el fin de maximizar el impacto, se debe examinar la relevancia y la alineación de los proyectos verdes y/o sociales con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

2.    Medir impactos ambientales y/o sociales

Los impactos ambientales y/o sociales del proyecto deben ser lo suficientemente claros y ambiciosos, con el fin de garantizar que se pueda tener un avance significativo para alcanzar el objetivo.

Recomendado: Colombia tiene listo marco de referencia para iniciar emisión de bonos verdes

3.    Asegurar la trazabilidad

La trazabilidad es un factor importante, pues, por su propia naturaleza, los ingresos de los bonos verdes son “rastreados”: se presta una atención especial para garantizar que los flujos de capital se encaminen hacia los proyectos verdes, durante todo el tiempo de la inversión de los bonos.

4.    El rol de los emisores

Los emisores deben establecer los procedimientos necesarios para garantizar que los riesgos ambientales y sociales del proyecto sean mínimos y gestionados eficazmente, al tiempo que se maximicen los beneficios. Una operación que genera beneficios medioambientales positivos también puede crear externalidades negativas.

Por ejemplo, los proyectos que requieren la construcción de infraestructuras pueden ser perjudiciales para las poblaciones locales o la biodiversidad.

5.    Presentar resultados e informes

Los emisores de bonos verdes deben proporcionar pruebas formales de los beneficios medioambientales creados por los mismos, por lo que es esencial que elaboren un informe anual en el que se dé a conocer la asignación del producto hasta su asignación total y un informe de impacto que haga un seguimiento de los beneficios ambientales generados por los proyectos o actividades financiadas.

Para Bancolombia, los bonos verdes son un instrumento de renta fija mediante el cual los gobiernos y las empresas obtienen recursos para financiar proyectos ambientalmente responsables, que ayuden a disminuir las emisiones de gases de tipo invernadero.

“Con la reciente emisión de bonos verdes, no solo buscamos disminuir nuestro impacto directo al medio ambiente, sino también impulsar a nuestros clientes y aliados para que lo hagan, brindándoles apoyo estratégico y productos que les permitan hacer implementaciones de energía renovable y construcción sostenible”, asegura el banco.

Recomendado: Banco de Bogotá colocó sus primeros bonos verdes en Bolsa de Colombia

¿Cuáles son los beneficios de emitir bonos verdes?

De acuerdo con Bancolombia, tanto para el emisor como para el inversionista existen importantes beneficios, pero siempre el impacto ambiental y social debe estar por encima de los beneficios individuales.

  • La diversificación de inversionistas
  • El diálogo más estrecho con los inversionistas
  • La creación de un mercado que permita la financiación de proyectos sostenibles

El grupo de inversionistas que desea financiar proyectos sostenibles descubrirá que su inversión se destinará hacia una o varias de las siguientes industrias:

  • Transporte público
  • Energía
  • Construcción e industria
  • Administración del agua
  • Desechos y control de la polución
  • Agricultura y forestación

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias