Entrevista | Moody’s se refiere a Plan Financiero, tributaria e inflación de Colombia 

En entrevista con Valora Analitik, Renzo Merino, analista soberano de Moody’s para Colombia, se refirió al Plan Financiero que dio a conocer el Ministerio de Hacienda este viernes 4 de febrero.  

Un punto inicial para Merino es el hecho positivo de que el Gobierno cuente con una mejor holgura fiscal, que le lleve a ser más sólido en variables de deuda y meta de déficit.  

Sin embargo, parte de ese escenario ya había sido considerado por Moody’s en su más reciente revisión de calificación para Colombia (octubre del año pasado), en la que la perspectiva pasó de negativa a estable.  

De acuerdo con Merino, el escenario base de Colombia consideraba que los números de deuda del Gobierno se iban a ir estabilizando desde el 2023. “Lo positivo que vemos sobre los anuncios es que el proceso de consolidación se ha dado desde antes. Lo vital es que queda una mejor base y sigue siendo importante lo que ocurra desde 2022 en adelante. Las elecciones, en ese sentido, son importantes”.  

Para el analista, Colombia llega a un 2022 destacable luego de un 2021 que dejó mejores perspectivas a las esperadas. Entonces, esa mejor previsión para la deuda de Colombia se acompaña con que el crecimiento económico de 2021 fue, a ojos de Merino, muy probablemente superior a lo que se había considerado desde Moody’s. En un escenario del 8,5 %, la expectativa es que el país creció al 9,5 %.  

Mejores perspectivas fiscales  

Lo anterior mientras las necesidades de financiamiento van a ser menores y se afronta una estrategia muy activa para el manejo de pasivos a manos del Gobierno, iniciativa que también parece estar acorde a un crecimiento sólido.  

Y si bien advirtió Merino que el buen resultado de la deuda es un escenario sólido de base para 2022, mucho va a depender de la próxima administración. La expectativa es que el déficit siga cayendo, y en 2023 se debería ver el beneficio de la reforma fiscal aprobada en 2021.  

Recomendado: Plan Financiero Colombia 2022: hay reducción fuerte en metas de deuda y déficit fiscal 

“Muchos de los gastos asociados a la pandemia se supone que terminan este año. Entonces hay que ver qué va a hacer el próximo Gobierno y el plan de gastos. Sigue siendo muy importante la perspectiva de la política fiscal”, agregó el analista de Moody’s.

El punto de referencia de Colombia, cuando se compara con sus pares de la región, sigue sustentándose en el hecho de que el crecimiento económico del 2021 fue mejor de lo esperado por Moody’s, y por otros analistas. 

Adicionalmente, “vemos que los resultados fiscales indican que las métricas de deuda se han estabilizado en comparación con 2020, y la carga de la deuda de Colombia sigue con el nivel promedio de los soberanos con calificación de Baa2”.   

Eventos relevantes: Reforma tributaria e inflación 

Y si bien las métricas de deuda en Colombia mejoran, una eventual reforma tributaria para el país, primero, no se puede descartar por completo y, segundo, de ser una realidad, deberá tener en cuenta otros puntos de análisis.  

De esta manera, esa próxima reforma tributaria va a depender mucho de las políticas del nuevo gobierno. “Esperamos es que, con estos números, el próximo mandato haga votos para que el déficit fiscal caiga y los números de deuda se estabilicen”.  

Y, a partir de allí, también deberá sopesarse que una reforma fiscal puede significar muchas cosas: aumentar ingresos, cambios estructurales al sistema tributario del país, entre otras.  

En ese juego de probabilidades, Merino aseguró que habrá que esperar a si el nuevo gobierno mantendrá gastos de la pandemia para volverlos permanentes. En ese caso tendría que haber quizás, por el lado del ingreso, un financiamiento permanente. 

Por lo demás, y dejando de lado el panorama fiscal, Merino confirmó que Moody’s ve un crecimiento cercano al 4 % para Colombia en 2022, siendo el 5 % del Gobierno Nacional un número que cabe dentro de las expectativas.   

Sin embargo, el avance de la pandemia, de la que ya no se esperan nuevas restricciones de peso ante nuevas oleadas, y una inflación que, según Merino, va a crecer arriba del rango meta del Banco de la República en 2022, van a ser condicionales de peso en el horizonte más inmediato.  

“Vimos el dato del sábado (inflación) con una sorpresa al alza: seguimos esperando que el Banco Central siga actuando de manera prudente para anclar las expectativas de inflación de los diferentes agentes. Esperamos en el transcurso de 2022 se dé una nivelación de precios para que la inflación vaya cayendo”, concluyó Merino. 

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias