Colombia propone hoja de ruta para impulsar la energía eólica

Foto: tomada de elpais.com

El Ministerio de Minas y Energía de Colombia publicó el documento borrador de la hoja de ruta para el despliegue de energías renovables, específicamente, de la eólica costa afuera en el país. Lea más de energía.

De acuerdo con el Ministerio, el Grupo del Banco Mundial lanzó una iniciativa global sobre energía eólica costa afuera en 2019, con el objetivo de apoyar la inclusión de este tipo de energía en las políticas y estrategias del sector energético en países emergentes.

Este informe forma parte de una serie de estudios de hojas de ruta sobre la energía eólica costa afuera desarrollados por el Grupo del Banco Mundial en el marco del Programa de Asistencia para la Gestión del Sector Energético (Esmap) y el Programa de Desarrollo Eólico Marino de la Corporación Financiera Internacional (IFC).

Esta hoja de ruta proyecta el papel potencial que la energía eólica costa afuera puede desempeñar en el desarrollo del sector energético a mediano y largo plazo en Colombia y proporciona recomendaciones sobre los próximos pasos en términos de formulación de políticas, planificación y desarrollo de proyectos financiables. Se han previsto dos posibles escenarios de despliegue (alto y bajo) que sirven de base para los análisis de apoyo.

Según el documento, la costa caribe de Colombia tiene abundantes recursos eólicos, en particular cuenta con un potencial total de aproximadamente 109 gigavatios (GW) de energía eólica marina.

Al considerar varias limitaciones ambientales, sociales y de otro tipo, el análisis revela que hay áreas de exploración de desarrollo de aproximadamente 50 GW.

Recomendado: Colombia alista agresivo plan para generar energía eólica costa afuera

Los factores de capacidad neta estimados para sitios de proyectos representativos, que se refiere a la cantidad de electricidad que podrían producir con respecto a su potencial teórico completo, particularmente en el este de La Guajira, se acercan a 70 % y se encuentran entre los más altos del mundo.

El rol del viento costa afuera

La energía eólica costa afuera tiene el potencial de abordar todos los aspectos del trilema energético al que se enfrenta Colombia ahora, en los próximos 30 años y más allá.

La energía eólica costa afuera tiene el potencial de añadir diversidad al sistema energético, a gran escala. Aunque la energía eólica costa afuera puede estar expuesta a su propia estacionalidad y a los riesgos relacionados con el clima, en general serán diferentes a los que enfrentan las soluciones hidroeléctricas, expresa el documento del MinMinas.

Además, cuando se combina con soluciones emergentes de almacenamiento de energía a largo plazo, como el hidrógeno, la exposición a estos riesgos puede reducirse aún más.

Cabe recordar que los parques eólicos costa afuera están ubicados en el mar. Si bien existen riesgos ambientales y sociales asociados, con prácticas bien definidas de Planificación Espacial Marítima (PEM) y buenas prácticas en cuanto a los permisos requeridos, estos deberían ser menores que los experimentados hasta ahora en Colombia con la energía eólica e hidroeléctrica en tierra, especialmente con respecto a las comunidades indígenas.

El coste de la energía eólica costa afuera también está disminuyendo, y los beneficios significativos del despliegue a gran escala en los mercados maduros, como el norte de Europa, se perciben ahora en todo el mundo.

Recomendado: Capacidad mundial de energía eólica instalada crecería 9% hasta 2030

Los indicios de las licitaciones competitivas en los mercados nuevos y emergentes ya han demostrado que los costes en estos mercados empezarán siendo más bajos que los de los primeros mercados de la energía eólica, pero también se acercarán a los precios mundiales de la energía eólica costa afuera con relativa rapidez, si se despliegan a escala y con marcos políticos claros, indica el documento.

De acuerdo con la hoja de ruta, el recurso eólico y la infraestructura en Colombia muestran todos los signos adecuados para que un mercado eólico costa afuera a escala que alcance, también, niveles competitivos con relativa rapidez, tecnología que puede desplazar de forma eficaz y rápida a la generación a gran escala, como las grandes centrales hidroeléctricas y las centrales de carbón y gas.

Las turbinas eólicas costa afuera son mucho más grandes que las terrestres y, por tanto, se necesitan menos para satisfacer la misma demanda. Junto con los factores de capacidad más elevados en el entorno marino y el recurso eólico de la costa caribeña de Colombia, los parques eólicos costa afuera están mucho más cerca de las grandes centrales eléctricas de carga base, precisa la hoja de ruta.

Escenarios de despliegue

Se han previsto dos posibles escenarios de despliegue para la industria eólica marina de Colombia:

  • Escenario “bajo”: asume que la energía eólica costa afuera se desarrolla y adquiere en situaciones específicas de forma individual, en proyectos de menor tamaño (por ejemplo, <500MW) y sin el establecimiento específico de una estrategia nacional prospectiva y un programa de adquisiciones específico para la energía eólica costa afuera.

Recomendado: Cooperación de Dinamarca clave para avanzar en energía eólica offshore en Colombia

Se presume que el escenario bajo se puede lograr sin un plan de expansión de transmisión dedicado, aprovechando tanto los refuerzos normales durante el período, como concentrando el despliegue más cerca de los centros de carga de Cartagena, Barranquilla y Santa Marta.

El escenario bajo prevé 200 megavatios (MW) para 2030, 500 MW para 2040 y 1,5 gigavatios (GW) para 2050, sobre una base acumulativa.

  • Escenario “alto”: supone que la energía eólica costa afuera se desarrolla a escala comercial (incluidos proyectos a nivel de 1 GW), a través de un programa de adquisiciones específico de tecnología dedicado.

Para lograr el objetivo de 2030, será necesario evaluar las mejoras de transmisión adicionales, que actualmente no se están considerando. Para lograr los volúmenes significativos en el período 2030-40, y especialmente en el período 2040-50, será necesario emprender un programa significativo para construir la capacidad de transmisión necesaria.

En el escenario alto, se asume que se desarrollan proyectos de las regiones costeras central y oriental del país, además de proyectos tempranos más cercanos a los centros de carga costera.

El escenario alto prevé 1 GW para 2030, 3 GW para 2040 y 9 GW para 2050, sobre una base acumulativa.

Consulte aquí el documento

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias