Trudeau invoca Ley para controlar protestas en Canadá

Canadá ha sido testigo de multitudinarias manifestaciones en los pasos fronterizos y distintas zonas del país debido a una medida sanitaria impuesta por el Gobierno. Este lunes el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, se acogió a una ley para controlar las protestas. Lea más en noticias económicas internacionales.

El 15 de enero las autoridades de ese país anunciaron que la vacunación sería obligatoria para los camioneros transfronterizos, pues los conductores que no contaran con el biológico les sería bloqueada la entrada al país. Los manifestantes han salido a las calles para reclamar  que los camioneros transfronterizos no fueran obligados a vacunarse contra la Covid-19.

El primer ministro canadiense afirmó, en su momento, que esta medida es una de las mejores maneras de mantener bajo control los contagios relacionados con los viajes, tratándose de una medida que también fue acogida por Estados Unidos a finales de enero.

Recomendado: Pasaporte de vacunación ya no será obligatorio en Ontario, Canadá

Tras más de dos semanas de manifestaciones que han provocado cierres viales y el cese de actividades de distintos sectores económicos, este lunes Trudeau anunció en una rueda de prensa que su Gobierno se acogió a una Ley para controlar las protestas.

El gobierno federal ha invocado la Ley de Emergencias para complementar la capacidad provincial y territorial de hacer frente a los bloqueos y ocupaciones“, anunció el primer ministro, no sin antes aclarar que en esta etapa no se desplegarían militares.

Trudeau explicó que esta medida fue tomada debido a que “es evidente” que las multitudinarias manifestaciones no les han permitido a las autoridades locales ejercer el poder para hacer cumplir la ley.

Recomendado: Covid-19: uso de tapabocas en Nueva York y cuarentenas de positivos en Reino Unido serían historia

Es de recordar que Canadá no se acogía a la Ley de Emergencias desde 1970, cuando Pierre Trudeau, padre de Justin Trudeau y primer ministro de ese entonces, hizo uso de la Ley de Medidas de Guerra para combatir al Frente de Liberación de Quebec (FLQ), un grupo terrorista que secuestró al viceprimer ministro de Quebec y a un diplomático británico.

El primer ministro canadiense hizo énfasis en que la adopción de esta medida no limitará la libertad de expresión ni la posibilidad de manifestarse en el país. Agregó que las medidas “serán razonables” y proporcionales a las amenazas que existen.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias