Fitch rebajó de nuevo calificación de Rusia tras invasión a Ucrania

Vladimir Putin, presidente de Rusia. Foto: AP

Este martes, 8 de marzo, la calificadora de riesgo Fitch Ratings rebajó la calificación de incumplimiento de emisor (IDR) en moneda extranjera a largo plazo de Rusia a ‘C’ desde ‘B’. Es de recordar que Fitch había rebajado la calificación de ese país de Rusia a ‘B’ desde ‘BBB’ hacía menos de una semana, ocurrió el pasado 2 de marzo. Lea más en noticias internacionales.

Las rebajas en la calificación de Rusia se dan en el marco de la invasión que lidera el presidente ruso, Vladimir Putin, en Ucrania. La invasión ordenada por el Kremlin ha provocado la migración de más de dos millones de ucranianos a países vecinos de los 37 millones de habitantes que tenía Ucrania previo al conflicto, así como millones de desplazamientos internos.

En un intento por frenar las acciones de Putin en territorio ucraniano, Occidente ha impuesto numerosas sanciones contra Rusia, poniendo en aprietos su economía.

Fitch Ratings indicó que la calificación ‘C’ refleja la opinión de la calificadora de que “un incumplimiento soberano es inminente”.

Recomendado: EE.UU. prohibiría importaciones de petróleo ruso sin aprobación de Europa

“Esta acción de calificación sigue a nuestra rebaja de la calificación IDR en moneda extranjera a largo plazo a ‘B’/Rating Watch Negative el 2 de marzo, y los desarrollos desde entonces, en nuestra opinión, han socavado aún más la voluntad de Rusia de pagar la deuda del gobierno”, señaló la calificadora.

Sobre lo anterior, Fitch Ratings describió que incluye el Decreto presidencial del 5 de marzo, el cual, a juicio de la calificadora, “potencialmente podría obligar a redenominar los pagos de deuda soberana en moneda extranjera a moneda local para acreedores en países específicos”. Del mismo modo, la aplicación de la regulación del Banco Central de Rusia ha restringido la transferencia de cupones de deuda OFZ (deuda pública denominada en rublos) en moneda local a no residentes desde fines de la semana pasada.

Fitch Ratings indicó que hay otros factores que pueden provocar el “impago selectivo” de Rusia de sus obligaciones de deuda soberana, como es el aumento en el número de las sanciones y las propuestas que podrían limitar el comercio de energía.

Recomendado: Las empresas que se han ido de Rusia por la invasión a Ucrania

Indicó que, en menor medida, el riesgo de imposición de barreras técnicas para el servicio de la deuda, incluso mediante el bloqueo directo de la transferencia de fondos o mediante sistemas de compensación y liquidación, también ha aumentado un poco desde nuestra última revisión.

“La reducción del Techo País a ‘B-‘ refleja el impacto esperado de los controles de capital al impedir la transferencia y la convertibilidad. La diferencia con las IDR a largo plazo se debe al potencial de un grado de aplicación selectiva de los controles de capital o la capacidad potencial de algunas entidades para realizar pagos”, agregó Fitch.

La calificadora resaltó que el incumplimiento del pago de la deuda comercial en los plazos de gracia estipulados es uno de los factores que podrían, individual o colectivamente, conducir a una acción de calificación negativa/rebaja.

Recomendado: Ucrania reporta algunos avances con Rusia tras 3ra ronda de negociaciones

Asimismo, describió que entre los factores que podrían, individual o colectivamente, llevar a una acción/mejora de calificación positiva está una mayor confianza en la disposición de Rusia para pagar la deuda, “por ejemplo, debido a la implementación de una política que es consistente con su servicio continuo de las obligaciones de la deuda, junto con las expectativas de que habrá una capacidad continua para ejecutar los pagos de la deuda”.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias