IIF: Fuerte salida de flujos de capital de China; América Latina se beneficia

El Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por sus siglas en inglés) estima que los flujos que salieron de sus posiciones en los mercados emergentes se ubicaron en US$9.800 millones en marzo, de los cuales US$6.700 millones correspondieron a flujos de capital y los US$3.100 millones restantes a flujos de deuda.

Así lo informa el rastreador de flujos de capital de marzo del IIF: “Estimamos que los valores de mercados emergentes sufrieron una salida de US$9.800 millones en marzo de 2022, el primer mes de salida desde marzo de 2021”. Lea más en noticias económicas internacionales.

De acuerdo con el informe, la inversión extranjera en acciones y bonos de mercados emergentes ha sufrido durante el primer trimestre del año. “Vemos inversores con mayor sensibilidad al riesgo a medida que aumenta la ansiedad por los eventos geopolíticos, las condiciones monetarias más estrictas, el aumento de la inflación y los temores de que muchas economías no se recuperen lo suficientemente rápido de la pandemia. En general, el primer trimestre del año ha visto a los inversores ser más selectivos”, indica.

Recomendado: IIF advierte “salidas de capital sin precedentes de China” tras invasión a Ucrania

Al igual que ha advertido el IIF en documentos anteriores, en este subraya que China ha sido una constante a través de todos los altibajos en la dinámica de los flujos de capital de los últimos años, al ser una economía que “experimentó entradas constantes a medida que los inversores extranjeros aumentaron su exposición, incluso a través de shocks específicos de China, como los aranceles de Estados Unidos y las primeras etapas de Covid-19”.

No obstante, en marzo, el rastreador del IIF muestra un “importante episodio de salida que golpea más fuerte a China”, siendo esta una dinámica “sin precedentes que sugiere una rotación del mercado”.

De acuerdo con el instituto, una de las razones por las que los flujos de capital hacia China han sido tan estables en los últimos años es que los inversores extranjeros tenían poca exposición si se compara otros mercados emergentes. Así las cosas, el rastreador de flujos de capital de marzo del IIF en China muestra salidas por US$11.200 millones en bonos chinos y por US$6.300 millones en acciones.

Le puede interesar:  IIF: Así se comportó flujo a mercados emergentes en febrero de 2022

Entre tanto, la deuda de mercados emergentes fuera de China atrajo US$8.200 millones, y la renta variable de mercados emergentes excluyendo a China mostró salidas marginales de US$0.400 millones.

“Si bien es prematuro sacar conclusiones definitivas, el momento de las salidas de China sugiere que los inversores extranjeros pueden estar reevaluando su exposición y podría comenzar a tomar forma una rotación en las preferencias”, anota el IIF.

A futuro, el instituto proyecta una mayor volatilidad en la dinámica de los flujos, debido a que algunos países “han tocado fondo y podrían beneficiarse potencialmente de precios más altos de las materias primas, pero también pueden estar muy expuestos a factores de riesgo”.

Lea también: IIF sobre Colombia: consolidación fiscal “no contribuirá mucho a reducir riesgo externo”

A nivel regional, los datos del IIF muestran ganancias importantes en América Latina, con entradas por el orden de los US$10.800 millones, “que pueden explicarse por el consenso general de que las economías de Latam se beneficiarán de los desarrollos recientes del mercado”.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias